Se reúnen cada lunes, con «todos los trastos», para aprender y disfrutar de una afición. En una explanada de albero en el parque de Los Príncipes, junto a la pista de fútbito, el Club de Aficionados Prácticos Taurinos organiza este encuentro con el objetivo de acercar el mundo de la tauromaquia desde un punto de vista práctico mediante el toreo de salón. Una iniciativa que parte hace dos años de varios profesionales, entre ellos, el torero Eduardo Dávila Miura. «Todo el que quiera acercarse en bien recibido. Nosotros traemos un equipo de profesionales para enseñar la técnica y las nociones básicas, y quien lo desee puede coger la muleta y el capote y sentir la ilusión que siente un torero», explica Dávila. De forma totalmente gratuita, ponen al servicio de cualquier aficionado todo lo necesario para aprender a torear de salón cada lunes a partir de las 20.00 horas.

Por ello, Carlos acude cada lunes, siempre que puede, a practicar su «sueño» que mantiene desde pequeño. A sus 42 años, este taxista de profesión recuerda como su padre quiso ser matador de toros, y fue quien le inculcó esta afición. «El aprendizaje tiene mucho matices, para mí lo más difícil es manejar el capote, más que la muleta», apunta. Destaca, sobre todo, el buen ambiente, y ha realizado varios cursos de iniciación que le ha llevado a ponerse incluso delante de una becerra. «Es una experiencia que cuesta describir, porque aunque sea un animal pequeño, hay que estar ahí para vivirlo», sostiene.

Elisabeth se enteró a mediodía por Twitter de estas «clases al aire libre» en el parque de Los Príncipes y no lo dudó un instante. «Me he venido directamente desde el trabajo, con los tacones, y no he podido pasar por casa para ponerme algo más cómodo», explica. A sus 26 años, ésta es su gran ilusión y espera acudir más de un lTodos los lunes el Club de Aficionados Prácticos organiza estas clases de toreounes para aprender. Es licenciada en Física, estudiante de Ingeniería, profesora en una Academia y una gran aficionada al mundo del toro. «A mis amigos no les gusta este mundo, pero yo me he buscado amigos que sí les gusta», afirma esta joven procedente de Pozoblanco (Córdoba). Asegura que le gustaría «torear una becerra para sentir esa experiencia». Ayer por la noche era la única chica, aunque han asistido otras mujeres anteriormente. «La acogida ha sido muy buena, y he aprendido a mover el capote y la muleta».

Hasta aquí se desplazan cada semana personas de distintos puntos de Sevilla y provincia. Francisco viene hoy acompañado por dos vecinos más de su pueblo, El Viso del Alcor, donde preside la Asociación Cultural Taurina. «Con 18 años ya me puse delante de un novillo y salí cogido», recuerda a sus 68 años, en plena forma para estos entrenamientos. «Esto también te hace sudar y es un ejercicio muy bueno», prosigue.

Cursos de iniciación

El Club de Aficionados Prácticos Taurinos realiza cursos de iniciación a la tauromaquia los fines de semana. «Es un formato práctico, hay gente que no se ha acercado a este mundo, que no ha cogido nunca un capote, y otros tienen ciertos conocimientos. Los viernes y sábados realizamos entrenamientos y el domingo un tentadero en el campo», afirma el torero Eduardo Dávila Miura. Estos cursos se realizan por toda la geografía española, teniendo en Sevilla su lugar de referencia en Espartinas. En total, casi mil alumnos han pasado ya por ellos.

«Algunos incluso repiten. También tenemos cursos de un día, donde se realiza entrenamiento por la mañana, una comida, y por la tarde se torea una becerra. En los cursos de fin de semana asiste un torero invitado. Ya hemos tenido a Espartaco, Morante de la Puebla, Curro Romero, entre otros. También se realizan charlas-coloquio con los ganaderos», sostiene Dávila. «Los alumnos confían en nosotros y en nuestro asesoramiento. Y aquí asisten personas de todas las edades y nacionalidades. Abuelos que han hecho el curso con sus nietos, italianos, iraníes, alemanes, hombres y mujeres, la mezcla es lo bonito».

El próximo 8, 9 y 10 de febrero tendrá lugar el siguiente curso de fin de semana. Y quien desee vivir la experiencia, puede inscribirse o solicitar información en los teléfonos 654 497 012 y 605 018 400 o en el correo electrónico aficionadospracticos@gmail.com.