Con motivo del «Día Europeo del Paro Cardiaco» celebrado el pasado 16 de octubre, los alumnos del Colegio Santa Ana en Los Remedios aprenden estos días en las aulas las técnicas básicas de reanimación para actuar ante una persona que sufra un paro cardiaco. Así, el pasado día 18 de octubre y durante la jornada de este lunes, llega al centro la «reanimación en las aulas». Mediante esta iniciativa, el colegio «completa la instauración del programa PRESEC (programa de reanimación cardiopulmonar en enseñanza secundaria) con la formación de todos los alumnos de 4º de E.S.O. por parte del profesorado del centro y con el aval de la Sociedad Española de Medicina de Familia (Semfyc)».

«El colegio comenzó a trabajar en esta idea hace tres años, y ha impartido cursos de formación en RCP (reanimación cardiopulmonar) a 100 alumnos de enseñanza secundaria,  más de 30 padres y a 35 profesores del Centro Educativo», explica Juan  Núñez, profesor del Colegio Santa Ana. Por ello, en estos días, añade que «se formarán a todos los alumnos que culminan la etapa de enseñanza obligatoria de 4º de E.S.O., y se realizarán programas y actividades escolares en todos los niveles destinadas a difundir los modos de actuación y prevención en todos los casos que puedan presentarse».

Así, a partir de ahora, «todos los alumnos que culminen la enseñanza obligatoria en nuestro colegio aprenderán también a salvar vidas, porque el objetivo es que todos sepan hacer una reanimación», declara el profesor. Y es que esta primera edición del «Día Europeo del Paro Cardiaco» se dirige especialmente a los más jóvenes de Europa, y tiene como objetivo «mejorar el reducido número de personas que sobreviven fuera del hospital al paro cardiaco, ya que, si toda la población supiera las maniobras de reanimación se podrían salvar 100.000 vidas en Europa cada año. Una iniciativa que se enmarca dentro de la aprobación por parte del Parlamento Europeo de un documento en que se solicita a los estados europeos crear una semana europea del paro cardiaco que favorezca la difusión de estas técnicas así como la concienciación de la población».

Si hace unos días eran los alumnos del colegio las Irlandesas Nuestra Señora del Loreto quienes aprendían las técnicas, ahora es el turno de los jóvenes del Colegio Santa Ana que también se suman a esta iniciativa con un claro y solidario objetivo: salvar vidas.