Los Remedios vuelve a vivir uno de los ritos más arraigados a este barrio y que es motivo de celebración para el resto de la capital: la colocación del primer tubo de la portada de feria. Este año 2014 Los Remedios llevará 168 años viendo levantar un colorido arco, construir una aldea de casetas e iluminar 275 hectáreas que dan toda la vida necesaria a este barrio sevillano.

El concejal delegado de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Gregorio Serrano, ha presidido este miércoles la colocación del primer tubo de la portada, inspirada en los antiguos kioscos de agua que estaban distribuidos por ciudad, de la Feria de Abril de 2014, que este año se celebrará entre el 6 y el 11 de mayo.

Serrano ha señalado a Europa Press que, con este paso, se ha cumplido uno de los «ritos peculiares» de la ciudad, como es la colocación de este primer tubo en las vísperas de la navidades, ante una feria que asegura que será «muy especial» al celebrarse en mayo, una fecha seleccionada junto a los empresarios y sindicatos con el objetivo de que esté potenciada en esta fecha.

Así, subraya que los turistas podrán tener «tres excusas» para venir a Sevilla, como es la Semana Santa, el puente del primero de mayo y la feria, siempre «primando las especiales circunstancias existentes de paro y de problemas económicos por encima de las tradiciones».

En el acto, en el que han estado presentes una representación de todos los intervinientes en la celebración, como las Fuerzas de Seguridad del Estado, de las empresas de montaje o Lipasam, entre otros, Serrano ha mostrado su «esperanza» en que sea «la feria de la recuperación económica».

«Va a ser la feria de celebrar esa esperanza en la próxima recuperación económica, esperando que bajen las cifras de desempleo. Esperamos tener una feria plena de la celebración y del consumo», subraya, tras recordar que desde las empresas suministradoras de bebidas ya se apunta a una «posible animación» del consumo. «Entre todos debemos quitarnos el polvo gris de la cabeza y levantarnos, con confianza», sentencia.

La portada de la feria para 2014 ha sido diseñada por el arquitecto Gregorio Esteban y se inspira en los kioscos de agua que se construyeron en la ciudad a finales del siglo XIX, cuando se provocó el éxodo del campo a la metrópoli que ocasionó un problema de abastecimiento de agua potable. Además, el próximo año también se celebra el Cincuentenario de la Coronación Canónica de la Virgen de la Esperanza Macarena, por lo que este motivo aparece reflejado en la portada de la feria.