A sus 17 años, Elena Acal está a punto de vivir toda una experiencia a nivel musical. Estudiante de 2º de bachillerato en el I.E.S Politécnico de Los Remedios y de 6º grado en el Conservatorio Profesional de Música Cristóbal de Morales, emprenderá el próximo mes de marzo una gira por diferentes ciudades dentro y fuera de España tras ser seleccionada para el Proyecto Piano Joven 2014.

Se trata de «un proyecto pedagógico que tiene como objetivos principales difundir el repertorio actual del piano español entre los alumnos y darles la oportunidad a los mismos de vivir la experiencia profesional de una gira en la que participan con sus profesores mano a mano». Los profesores Ignacio Torner y Juan Olaya son los gestores de este trabajo, que cada año seleccionan a un grupo de alumnos que interpretarán de forma individual una pieza de música para piano contemporánea española o iberoamericana.

Vaya hombre, es decir que no voy y todo el mundo disponible... Qué pena que no podáis escuchar los adjetivos que estoy profiriendo sobre vosotros... Así, la joven Elena Acal, es una de las afortunadas que recorrerá las ciudades de León, Roma, Sevilla, Alcalá de Guadaíra, Osuna y Jerez de la Frontera, en su caso, representando la obra «Soñé un prado sembrado de oro», del compositor Hermes Luaces. Ella es la benjamina del grupo compuesto por seis músicos. Cada semana ensayan de cara a la gira que comenzará en apenas un mes. Los nervios ya están a flor de piel. «Es una responsabilidad, y siempre existe ese miedo a equivocarte», explica Elena. Y es que, el primer reto es interpretar la obra delante del propio compositor. «El sábado viene Hermes Luaces y no sé cómo va a reaccionar cuando empiece a tocar», añade.

Pero a esta joven la experiencia le avala. Desde los 8 años ya comenzó a tocar el piano, y lo que empezó siendo un hobby comenzó ya casi a convertirse en una profesión. «Puede que me dedique a esto. Quiero estudiar Ingeniería Aeroespacial y seguir con la música», declara Elena, que apunta bien alto.

La organización es la premisa fundamental para compaginar instituto y conservatorio. «Siempre estoy cuadriculándome por horas y por minutos, aunque también tengo tiempo libre los fines de semana», sostiene. Su sueño es tener algún día un piano de cola, porque actualmente, por motivos de espacio, dispone de un piano vertical.

Inmersa ahora en este Proyecto Piano Joven, aguarda ilusionada a esa gira que la llevará incluso al extranjero. «El objetivo es que conozcamos la música contemporánea española y cómo se gestiona una gira». Sus padres le aconsejan que debe aprovechar la oportunidad. Mientras, Elena continúa tocando su piano, quizás pudiendo convertirse algún día en uno de sus referentes como es Alicia de Larrocha, ya fallecida, y que la joven considera como «la mejor pianista de España».