Un rodaje ha tomado las calles de La Barzola, del distrito Macarena. Sonido, cámara y… acción. Se graba «Con las cannes abiertas», un proyecto que surge de las ganas de hacer cosas, de contar historias y en este proyecto se han unido profesionales del mundo audiovisual. Ya han actuado en varias salas de teatro, en principio se proyectan los capítulos y tal y como acaba la proyección salen los personajes y continúan con el siguiente capítulo pero en directo, «eso es lo que hemos hecho en el capítulo uno y dos, realizando una gira en muchos teatros», apunta Ignacio Andreu.

Rodaje de «Con las cannes abiertas»«Yo soy del barrio y siempre ha sido para nosotros como un pequeño fortín, la unión que hay, un lugar donde nos apartarnos de los problemas reales, al final vienes al bar, te encuentras al vecino de toda la vida y así es más llevadero entre unos y otros, está sacado de esta realidad, ha señalado», Ignacio Andreu.

En enero se podrá ver en www.godelia.tv/, se trata de un canal de televisión de artes escénicas que se puede visualizar en streaming. En este capítulo actúan siete personajes, son los que han trabajado anteriormente en esta serie. En este capítulo se ha incluido a Salvatierra y a su amigo que son el detonante de esta pandilla, representan el contrapunto, ven las cosas de otra manera, estos personajes son interpretados por Víctor Carretero y Práxedes Nieto.

La Barriada de la Barzola es el escenario escogido por la productora Levatera Films bajo las órdenes de Ismael Morillo e Ignacio Andreu, «hemos escogido este lugar para grabar el tercer capítulo, por sus características, el ambiente, las personas que viven y las historias personales que impregnan cada rincón», ha agregado Ismael Morillo productor ejecutivo.

Desde primeras horas de la mañana el reparto de actores ha recorrido las calles de la barriada la Barzola tomando escenas en la Plaza del Pilar, en la calle Bernardo de Toro, Abuyacub en el Bar Fernando, entre otras. De este modo la grabación de este tercer capítulo ha continuado hasta primeras horas de la tarde.

Se trata de una serie hiperrealista, «mezcla drama y comedia que se divide en principio en trece capítulos, es una historia en la que mucha gente puede verse reflejada ya que son historias cotidianas».