Los títeres llegan al Parque de los Perdigones con la obra «El Caballero de la mano en el Fuego». Se trata de una obra tradicional de guante, la versión original es del autor Javier Villafañe, y ha sido una representación muy participativa y que siempre ha funcionado muy bien con el público infantil. El ICAS, a través del Distrito Macarena, ha ofrecido este espectáculo de títeres con motivo de la 33 edición de la Feria Internacional del Títere de Sevilla.

La Compañía de Titiriteros Caracartón sube a escena una de las más conocidas y divulgadas obras de Javier Villafañe, alterando su estilo tradicional, de formato bajo un retablo de madera y en títeres de guante.

La idea ha sido representar una versión que adopta la forma de «musical, romántico y farsa, de aventuras de caballería», con personajes-títeres que cantan y se mueven de un modo casi coreográfico. La historia ha entretenido a niños y mayores, basada en un reino donde los personajes viven una eterna felicidad hasta que un terrible suceso cambia la vida del personaje principal, como en cualquier historia de caballeros que se precie, la princesa es secuestrada por el diablo.

La conjunción de canto y música han pronunciado unos textos preciosos y sencillos dirigidos al público infantil. Armonía de los objetos, de la luz, las sombras, de las voces y los instrumentos, del sonido y la palabra. Los personajes con el encanto típico de esta historia clásica, el Rey, la princesa, el brujo, el diablo, el grillo y los caballeros.

El elenco de titiriteros se desdobla esta vez en aquéllos que dan vida a los personajes a través de sus voces cantadas por un lado, y quienes animan los títeres, ocultos en la caja escénica, por el otro.