El Distrito Macarena a través del ICAS, acerca a los más jóvenes el teatro con un espectáculo educativo sobre integración para personas con discapacidad. Con una duración de cincuenta minutos, los alumnos del Colegio San José Obrero han disfrutado con «Somos iguales», destinada a los más jóvenes de educación primaria, desde tercero a sexto.

A través de este tipo de iniciativas se consigue la integración social y normalización de las personas con distintas discapacidades. La educación en el respeto por el arte permite modalidades de expresión consiguiendo una mayor normalización de la discapacidad a la cotidianidad.

Una pareja de amigos disfrutan de su gran afición, bailar. Un chico recién llegado al instituto quiere participar en el grupo, pero el hecho de tener una discapacidad provoca rechazo en uno de sus compañeros. Con la ayuda de una profesora y de su compañera, Fran irá integrándose en la vida del centro y conseguirá derribar todas las barreras que le separan de sus compañeros.

Esta función está dirigida a dar visibilidad a las personas con discapacidad dentro del ámbito escolar. Se trata de ofrecer al alumnado, desde una visión divertida y cercana, la posibilidad de descubrir los problemas y dificultades que se encuentran sus compañeros al tener que integrarse en un grupo.

Se establece un status-quo que obedece a los cánones de la «normalidad». Trabajando el conflicto desde una doble vertiente: la minusvalía del alumno nuevo y la inmadurez del compañero que lo rechaza. En cada escena se sitúa al público en situaciones en las que empatizan con el protagonista de esta historia, haciéndolo más cercano y transmitiendo el mensaje de forma clara y directa.

Aderezado con numerosas gotas de humor, «Somos Iguales» se convierte en un espectáculo en el que el alumno capta la esencia sin necesidad de recurrir a situaciones dramáticas, charlas o audiovisuales que alejan a los alumnos de la cotidianidad.

El Ayuntamiento de Sevilla nuevamente apuesta por el tejido cultural joven, en este caso con la empresa Teatronomía. Mediante la iniciativa de tres jóvenes emprendedores que deciden aportar su experiencia en el campo de las artes escénicas y la educación para crear un proyecto empresarial favoreciendo el trabajo de los centros potenciando el aprendizaje del alumnado.