Con el objetivo de dar a conocer el nuevo modelo de gestión de las instalaciones deportivas en el distrito Macarena, la gerente del Instituto Municipal de Deportes, María José Pedrosa y el equipo técnico del IMD en este distrito han explicado los procedimientos y procesos de regulación que se van a llevar a cabo. De esta forma, la delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón y la delegada de Cultura, Educación, Deportes y Juventud, María del Mar Sánchez Estrella, han convocado a entidades y clubes que integran la Junta Rectora que gestiona el Centro Deportivo Municipal de Begoña para informar del nuevo modelo de gestión que se va a llevar a cabo con motivo de la regularización de 48 Centros Deportivos Municipales.

En la reunión mantenida ayer jueves, se han definido las líneas de actuación que el IMD va a seguir a partir de ahora en esta materia, quedando informadas todas las partes implicadas. En primer lugar, la regulación de la situación jurídica así como la gestión de las Juntas Rectoras. Ésta ha sido considerada como elemento «prioritario» a tener en cuenta por la delegación actual de deportes. Con este nuevo modelo se busca «garantizar la continuidad de un servicio deportivo de calidad, mejorar la eficiencia en la gestión, a través de medidas como profesionalización de la gestión en los Centros Deportivos o la aplicación de tecnologías que mejoren la eficiencia energética, así como el incremento de la oferta de servicios deportivos sin coste adicional a las arcas del presupuesto municipal», apuntan fuentes municipales.

Han asistido cuatro clubes integrantes de las Juntas Rectoras: Adela Villegas Recio y Fernando Moreno Alma, presidenta y secretario respectivamente del Club Deportivo Inter4 Andaluza; Rafael Martín Zamago, vicepresidente del Club Marpa; y María Luisa Espínola Rodríguez, tesorera del Colegio Manuel Siurot. Estos clubes forman parte del órgano colegiado que rige y gestiona las instalaciones deportivas que el Ayuntamiento pone al servicio de los ciudadanos. «Se trata de poner en marcha un contrato de servicio público con el objetivo de ordenar este sistema con garantías de futuro a través de un proceso armonizado que contemple la realidad de cada centro deportivo, de forma progresiva teniendo como principales protagonistas a los actuales agentes. Todo ello en función de las necesidades vigentes y de futuro del Ayuntamiento de Sevilla y del Instituto Municipal de Deportes como organismo autónomo que asume la competencia directa en esta materia».

Las entidades van a seguir utilizando las instalaciones deportivas en las mismas condiciones. En definitiva, desde el Consistorio sostienen que «los usuarios no se verán afectados por el cambio del modelo de gestión, todos gozarán de los mismos derechos y deberes».