El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha visitado este miércoles las obras realizadas en el entorno de la calle Rafael Cansinos Assens, que ha contado con una inversión de 55.000 euros y que incluye el reasfaltado y arreglo de aceras de esa misma vía, además de la ampliación de jardines y el arreglo de imbornales.

En este marco, Zoido ha subrayado que las actuaciones se han realizado «lo más rápido posible» con el objetivo de causar las «menores molestias» a los vecinos que soportaban estas obras «menores, pero muy necesarias, y que se reclamaban desde hace años». Así, explica que se ha asfaltado la calle y se han desarrollado depresiones en las aceras para facilitar el tránsito a las personas con sillas de ruedas o carritos.

Además, menciona que se ha puesto «en manos de los vecinos un espacio para que los vecinos puedan cuidarlo y ampliar la zona de esparcimiento y jardines», a lo que suma la instalación de señalización horizontal y vertical, añadiendo espejos, para que haya «el menor riesgo posible».

También, se han arreglado los imbornales del centro de salud Cisneo Alto que «tantas inundaciones venían produciendo». «Seguiremos atendiendo las demandas de los vecinos porque se actuará vivan en el distrito donde vivan y en la barriada en la que estén para que cada día puedan vivir más cómodos», concluye.