La Asociación Cultural y Cofrade Salud y Esperanza ha realizado en su sede social de la Plaza Turmalina un acto de reflexión como cierre del ciclo de Cuaresma 2013.

Bajo el título «La Fe y la Oración», refugio de vida y esperanza como hilo conductor del acto, en el que se encendió un cirio rosa que quedará encendido permanentemente, el cual representa la ayuda y el apoyo a los enfermos que padecen algún tipo de cáncer.

La primera parte del acto ha contado con el testimonio de un enfermo, que desde la fe y la oración cuenta como es cada día libra su lucha contra la enfermedad, como vive la fe desde la situación que vive y busca seguir caminando en su fe.

Seguidamente, dio su testimonio otra persona que ha logrado superar la enfermedad, describe como se ha refugiado igualmente en su fe y familia para poder superarlo.

En la segunda parte, se realiza un acto muy sencillo de la mano de las dos personas que han prestado su testimonio y de aquellas que quieran participar, con el encendido de un cirio rosa, que quedará encendido de manera permanente en el oratorio, para todos los enfermos de cáncer. Tras el encendido la Escuela de Saetas de la Sagrada Cena, entonó el Ave María, a modo de oración de Acción de Gracias.

La Asociación Cultural y Cofrade Salud y Esperanza abre de manera permanente todos los días desde las 08.00 las puertas de su oratorio, sirviendo de apoyo a muchos enfermos. El cierre del acto contó con la interpretación del adagio de T.Albinoni del violinista Maksim Paliazhakin, entre otras piezas como cierre de este acto. Desde las 11.00 fue colocada una mesa petitoria en la Sede Social, así como varias huchas por los comercios de la barriada. Todo lo recogido será destinado a las entidades AECC y ALUSVI.