Ya han finalizado las obras de adecuación de alcorques en la calle Cereza, con la colocación de losas para delimitar el perímetro de uno de los parterres próximos al colegio Huerta del Carmen, favoreciendo de este modo la entrada y la salida de alumnos al centro.

Con estas obras de conservación del pavimento en las inmediaciones del centro educativo se verá transformada la zona, de esta manera se resuelve la demanda que ha sido ejecutada tras la petición de los vecinos que solicitaban el arreglo del acerado y sus alcorques.

Esta mejora responde a la intención del Ayuntamiento de Sevilla y el Distrito de mejorar los alrededores de los colegios que lo necesiten. Así, las obras han concluido con la colocación de adoquines en estos alcorques. Según la delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón, «se trata de una obra necesaria, tanto para personas mayores como para los alumnos del CEIP Huerta de Carmen, esta remodelación comprende además que las personas que transiten por esta zona tendrán más metros de acera».

El arreglo de los alcorques han comenzado y finalizado en la misma semana, la obra consiste en taponar todos los alcorques con adoquines para igualar el acerado, esta media viene a resolver algunas dificultades, se gana más espacio para los peatones y al mismo tiempo se evita también que los viandantes corran el riesgo de caerse si meten el pie dentro del hueco o que estos se llenen de suciedad.

Estas mejoras en el acerado y los alcorques se unen a todas las obras que viene realizando el Distrito Macarena en materia de conservación de acerados, a esta se suma la acometida meses atrás en la barriada del Cerezo o los arreglos de acerado en la Barzola, Polígono Norte, Calle Mayo o Antonio Pantión.