El centro de participación activa «Mayores Macarena», distinguido con el premio «Macareno del Año 2013» en la categoría de entidad, situado en la calle Froilán de la Serna, es exclusivo para mayores. Se inauguró en el año 79 y es uno de los centros pioneros en la Macarena especializados en el servicio activo a personas mayores y de los cinco que tiene la red de Sevilla capital.

Adela, directora del centro lleva 20 años al frente de esta, «es un honor para nosotros recibir este premio, esto es un reconocimiento a un esfuerzo continuado a un modo de hacer nuestro trabajo, vamos a seguir con mas ilusión, en la misma línea de dar calidad a los años y con más motivación, voy a cumplir los 50 y prácticamente esta es mi segunda casa».

Es un centro que ha evolucionado mucho, desde que comenzó siendo beneficencia hasta dar cobertura medico-farmacéutica y llegar a ser hoy un centro de ejercicio activo para la mejor calidad de vida de los mayores con el objetivo de darle vida a los años.

El proyecto de la entidad está centrado en la potenciación del envejecimiento activo en todas sus categorías, «tenemos un programa de talleres para personas válidas. Hay cuatro pilares básicos que son salud, educación, nuevas tecnologías y cultura».

En nuevas tecnologías son pioneros desde hace años, disponen de aulas de informática y programas específicos para desarrollar la actividad. En el área de salud, desarrollan talleres que consisten en trabajos a partir de procesos cognitivos como puede ser la memoria, la autoestima, la superación del duelo, la movilidad articular y el senderismo. En el ámbito cultural actividades como Conocer Sevilla, aprovechando los recursos conjuntos que nos ofrece la ciudad. Los servicios van dirigidos a personas mayores de 55 que son usuarios no socios y mayores de 60 años como socios. La diferencia entre estos es que el usuario que no tiene los 60 años nada más que participa de los talleres y el programa de actividades los mayores de 60 sí, la media de edad son los 75, «con esto dejamos constancia de que este centro está abierto a la comunidad, todos pueden participar de un modo u otro como un recurso más que tiene la Macarena».

Suelen ser muy flexibles, de hecho este centro da cobertura a muchas personas residentes en otras zonas de Sevilla, cubrimos una amplia demanda en la ciudad de Sevilla, «lo mismo tenemos talleres intergeneracionales de abuelos con nietos que tratamiento personalizado en la defensa de roles no sexistas entre las personas mayores».

Otra de las áreas que trata el centro dentro de su función social es la orientación y valoración, a través de los programas especializados con diversas temáticas como la soledad en personas mayores, la dependencia, «trabajamos muy de cerca con departamento de bienestar social del Hogar Virgen de los Reyes».

Adela explica, «nosotros somos servicios especializados en personas mayores activas, fomentamos la calidad de vida en el envejecimiento a través de conferencias de preparación a la jubilación, actividades lúdicas, realizamos campeonatos de cartas, dominó, fiestas de carnaval, así como otros actos culturales que potencian la cultura de Sevilla, contamos con un grupo de colaboradores muy solidarios que apoyan este tipo de iniciativas aportando su granito de arena a través de su tiempo y dedicación».

Hay una amplia variedad de servicios como el de comedor solidario supervisado por un nutricionista, peluquería, cafetería, podología, odontología, asesoría jurídica, «derivamos estos servicios para ser tratados en profundidad, con el fin de cubrir todas las necesidades de nuestros mayores, así ganan en calidad de vida y bienestar». Tenemos un convenio de mayores solidarios que va cada martes a la cárcel, donde este grupo de socios enseña inicio de nuevas tecnologías a los presos.

Para la directora, el barrio de la Macarena tiene muchas cosas especiales pero la que más destaca es «la gente», las personas que le rodean en su trabajo diario y los mayores, «yo y mis compañeros llevamos muchos años desarrollando esta labor, yo me formé para esto, tenemos un equipo muy consolidado, hay muchos barrios que necesitan de nuestros servicios, estoy muy a gusto aquí y espero que por muchos años más».

La entidad ha recibido cosas muy positivas del barrio y de su gente, es un centro muy participativo, «los mayores están muy adaptados al sistema de tenemos, hemos sacado a mucha gente que se encontraba en soledad, le hemos dado calidad de vida y le seguimos dando calidad con nuestro trabajo este centro está abierto casi los 365 días del año».

Hay momentos en los que estas un poco más bajo, pero enseguida pienso en el pedazo de equipo de trabajo que nos rodea, los ordenanzas, las trabajadoras sociales, hay muy buena relación entre todos somos como una familia, estamos muy bien coordinados con los cuerpos de seguridad, tenemos mucha participación en el barrio, «somos unos privilegiados con el Distrito Macarena y con las actividades que ellos organizan sin olvidarse de nuestro centro, se están celebrando talleres de mayores, comida de fraternidad en la feria, estamos muy agradecidos a toda su directiva, somos ‘Macarenos’ y representamos al barrio de la Macarena, también lo dejan claro nuestros mayores».