El Instituto Municipal de Deportes (IMD) del Ayuntamiento de Sevilla, en el seno de su consejo de gobierno, ha resuelto incautar la garantía definitiva depositada por la empresa Surpool como sociedad concesionaria de la explotación del complejo deportivo de la piscina cubierta de Virgen de los Reyes. La decisión, según un documento oficial, responde a los «incumplimientos contractuales» de esta empresa que ya no cuenta con esta concesión administrativa pero que adeuda 639.024,72 euros a la institución a cuenta del impago de sus obligaciones con la Seguridad Social y del canon asociado a dicha concesión administrativa.

Fue en septiembre de 1999 cuando el consejo de gobierno del IMD adjudicó a la sociedad limitada Surpool Servicios Acuáticos Integrales la concesión administrativa relativa al mantenimiento y la explotación de la piscina Virgen de los Reyes. La concesión administrativa, en concreto, contemplaba un periodo de cinco años ampliable a 20 años. Pero, según expone el IMD en este acuerdo de su consejo de gobierno, «a partir de marzo de 2001, la concesionaria dejó de atender sus obligaciones frente a la Seguridad Social», ocasionando que el propio Instituto Municipal de Deportes hiciese frente a una deuda de 500.221,75 euros por este extremo como «responsable solidario» del impago.

«Nunca llegó a pagar el canon»
En paralelo, el acuerdo del consejo de gobierno del IMD expone que esta sociedad limitada «nunca llegó a pagar el canon» correspondiente a la concesión administrativa de la que gozaba, lo que se traduce en una deuda de 138.802,97 euros con el propio Instituto Municipal de Deportes. A tal efecto, y dados los «incumplimientos contractuales» en los que incurría la empresa, el consejo de gobierno del IMD ha resuelto la «incautación» de la garantía de 12.020,24 euros depositada por la empresa con relación a la concesión administrativa, toda vez que la empresa «debe responder» por sus incumplimientos. Surpool, según han informado fuentes del IMD, no cuenta ya con esta concesión administrativa.