El Distrito Macarena en coordinación con el Ayuntamiento de Sevilla y a través de la Gerencia de Urbanismo y el Área de Conservación de pavimentos, ha llevado a cabo recientemente la ejecución de un rebaje en la acera situada en la calle Florencio Quintero frente a la calle Froilán de la Serna. A estos rebajes se suman los ya realizados en la calle Orfebre Domínguez Vázquez y en Avenida de Pueblo Palestino así como los que están previstos en otras calles del distrito.

Estas obras consisten en la eliminación de barreras arquitectónicas por lo que se han realizado los rebajes correspondientes entre las aceras próximas a los pasos de peatones, para garantizar la continuidad e integridad del itinerario peatonal.

El objetivo de esta iniciativa, es cumplir y dar continuidad a la accesibilidad peatonal para personas con movilidad reducida. Esta actuación favorece el tránsito de las personas de edades más avanzadas y de las que presentan algún tipo de discapacidad física.

Las obras se están ejecutando teniendo en cuenta que la anchura mínima de plano inclinado a cota de calzada será de la pendiente transversal máxima. Este cruce no tenía resuelta la accesibilidad, por lo que se está realizando el rebaje correspondiente, con unas nuevas baldosas de tipo botón para que las personas con dificultades visuales puedan saber que hay un cambio de nivel.

Cumple, además la función antideslizante. Con la lluvia los bastones resbalan con facilidad y las personas con movilidad reducida pueden caerse bajando la pendiente. Con este tipo de pavimento se evita este tipo de obstáculo. Además de la creación de los correspondientes rebajes para la constitución de los vados se ha pavimentando parte del tramo de acerado.

Así, el actual equipo de Gobierno continúa trabajando por adecentar las calles y contribuir a la eliminación de las barreras arquitectónicas del Distrito Macarena.