La ciudad se pone a punto con el arreglo de acerados que sin duda vienen a mejorar las condiciones de accesibilidad eliminando las barreras arquitectónicas debido al paso de los años se encontraba en un deficiente estado de conservación.

A través del Área de Conservación de vía pública de la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla se ha procedido al arreglo del acerado en varios tramos situados entre la calle Sor Francisca Dorotea. Son tres localizaciones y tramos en los que se ha actuado, por un lado el número 3, 5 y 13 de la Calle Sor Francisca Dorotea, ubicados estos puntos en la barriada de la Barzola. Los trabajos han comenzado en el número 13, junto al portal de un bloque de viviendas, se han iniciado a primeras horas de la mañana y ya se han finalizado.

Estos tramos se encontraban completamente desnivelados, con hundimiento por losas rotas. Las obras llevadas a cabo para dar solución a este problema han consistido en primer lugar en la demolición del tramo de acerado, y tras esto se ha procedido a la renovación del acerado mediante la reposición de las mismas losas que ocupan este espacio.

El objetivo del actual equipo de gobierno es erradicar las barreras arquitectónicas existentes, estas intervenciones, sin duda están consiguiendo de manera paulatina reducir limitaciones de acceso. Desde el Área de Conservación y en coordinación con el distrito se analizan las barreras existentes y se intenta ir eliminándolas, «poco a poco se va logrando».

Con esta actuación se consigue una mayor seguridad para los viandantes, además a esta actuación se unen las que ya han sido acometidas, y de este modo continúan los trabajos de conservación de la vía pública y de las zonas donde más necesitan este tipo de intervenciones.