El portavoz municipal del PSOE, Juan Espadas, y la concejala Adela Castaño han mantenido hoy un encuentro con vecinos y entidades de la barriada de la Barzola en el distrito Macarena para evaluar los tres años de mandato de Zoido. «El desánimo es generalizado y la falta de respuesta lleva ya a los vecinos a no esperar nada de Zoido en los diez meses que le quedan como alcalde. Los vecinos quieren respuestas y ni el Ayuntamiento ni el distrito ofrece luz a problemas ya muy debatidos sobre los que hay incluso aprobaciones de pleno que comprometen soluciones y cuya ejecución se dilata en el tiempo sin que nadie del Gobierno dé la cara», explica Espadas.

El socialista ha hecho un llamamiento a la responsabilidad a Zoido para que intervenga de forma urgente en la reconstrucción de los castilletes de las azoteas de bloques municipales en los que los propios inquilinos tuvieron que costear el apuntalamiento de paredes y techumbre ante el riesgo de desprendimiento. El distrito ha manifestado en reiteradas ocasiones su compromiso de intervención, anunciando incluso en octubre de 2012 la obra inminente con presupuesto e incluso adjudicación a empresa. «Sin embargo, ni la delegada ni Zoido han vuelto a dar a la cara a estos vecinos dos años después de aquella promesa. Los castilletes se encuentran en las mismas malas condiciones sin que nadie haga nada pese al riesgo evidente, el perjuicio diario que ocasiona a vecinos y pese a que fue promesa electoral y de gobierno de Zoido».

Por otra parte, Espadas ha reclamado igualmente que se reinicie el proceso de regularización de los 373 pisos municipales de Barzola vieja y Barzola nueva mediante una nueva fase de enajenación por la que las familias inquilinas que llevan 50 años residiendo en ellos puedan acabar siendo los justos propietarios. En octubre de 2011 el Pleno aprobó la propuesta socialista para que el Gobierno iniciara ese nuevo expediente por el que se especificaran unas condiciones de acceso a la compra que se ajustarán al perfil de residentes, en la inmensa mayoría de los casos, personas mayores y con escasos recursos económicos. Sin embargo, y transcurridos más de dos años y medio, no ha habido ningún tipo de movimiento ni información municipal al respecto. «Es inexplicable la parsimonia con la que Zoido y el distrito actúan con estos vecinos a los que se les mira a la cara para asumir compromisos que luego se ignoran reiteradamente obviando incluso la obligación de ejecutar un acuerdo plenario».

Por último, el socialista ha recordado a Zoido otra demanda vecinal no resuelta por la que se pedía poner en servicio los 25 locales comerciales de los bajos de los pisos de la plaza Virgen del Pilar, de manera que se pusieran a disposición de autónomos o pequeños empresarios y que contribuyeran a reactivar comercialmente el barrio. «La plaza es una oportunidad para dinamizar la barriada completa, y una oportunidad para generar empleo en torno a los locales. Lo inexplicable es que Zoido prefiera seguir teniéndolos cerrados año tras año», concluye.