El portavoz municipal socialista, Juan Espadas, y la concejala Adela Castaño han mantenido esta semana un encuentro con vecinos y asociaciones de El Cerezo para plantear propuestas de mejora a sus condiciones de vida «tras tres años y medio de pasividad de Zoido. Aquí lo prometió todo. Hasta un plan especial. A día de hoy, los problemas de convivencia que ya había se han complicado con la realidad cruda de la crisis».

«El Cerezo es un barrio abandonado por Zoido. Aquí el parón de reloj generalizado en la ciudad ha hecho que los problemas se agraven. Ni mejoras urbanas, ni cuidado de jardines, ni espacios de convivencia dignos. La suciedad está en las calles como si Lipasam lo hubiera dado por perdido. Siguen los negocios sin licencia denunciados por los vecinos, al igual que el vandalismo sin que desde el Ayuntamiento o desde el distrito se haya planteado una acción específica que incida en mejorar la convivencia», explica el socialista. De hecho, los vecinos siguen referenciando como primer incumplimiento de Zoido la Policía de Barrio prometida «y que ya nadie espera».

Espadas plantea cambiar esa dinámica con apoyo de asociaciones y referentes de vecinos y comerciantes, tanto nacionales como inmigrantes. «Aquí hay una realidad con la que hay que trabajar, pero no pueden solos. En situaciones tan claras como ésta, el Ayuntamiento no puede recular, sino que debe desarrollar una línea prioritaria de atención en servicios sociales, en mediación, con sobrepresencia de servicios municipales en general –también de la Policía Local- para evitar que la degradación urbana acabe llevándose por delante la convivencia. La falta de gestión municipal en el mandato de Zoido sólo ha conducido a empeorar situaciones difíciles».

«El Cerezo constata el fracaso de la política de desmantelamiento que Zoido viene haciendo de los servicios sociales comunitarios», explica el portavoz socialista recordando que «donde prometió una concejalía específica para inmigración no sólo no lo ha cumplido sino que ha recortado programas hasta en un 60% para este tipo de población. Increíblemente Zoido anuncia supuestos superávit y saneamientos que no tiene traducción directa en la vida de la gente», concluye.