La Carretera de Carmona ya dispone de los semáforos tan esperados, exactamente son dos semáforos situados a ambos lados de la avenida concluyendo así con «una petición vecinal que se venía demandando hace años», según apuntan fuentes municipales. Estos han sido situados en la avenida donde confluyen las calles Ángel Falquina e Higuera de la Sierra.

Esta vía es de doble sentido y con gran afluencia de tráfico con lo que era «una cuestión de extrema necesidad situar estos dos semáforos con el fin de ordenar el tráfico y proteger a los peatones ya que el riesgo de atropello era elevado», sostienen.

Desde la delegación de Movilidad se ha procedido a la colocación de estos dos semáforos con la finalidad de «ofrecer una alternativa más segura, y además del paso de peatones que era insuficiente en este tipo de vía, se sitúan ambos semáforos con la intención de regular la circulación y proteger al peatón».

Con el sistema del que disponen todos los semáforos de secuencia de fases en un período de tiempo determinado permite a los peatones la posibilidad de cruzar la calle sin tener que estar mirando constantemente a ambos lados. El semáforo es la tercera señal con mayor prioridad, únicamente por detrás de los agentes y las señales de balizamiento y circunstanciales, este tipo de semáforo está indicado para el paso de peatones.