La Avenida Doctor Jaime Marcos está siendo objeto de nuevas mejoras con la instalación de un sistema de recogida de aguas. Este nuevo imbornal proporciona una función fundamental en la recogida de aguas pluviales superficiales para su posterior evacuación a la red de alcantarillado, evitando que afloren los malos olores producidos en dicha red.

El procedimiento según los operarios, se ha llevado a cabo a través de la colocación del llamado cajón y tubería tras demoler el viejo e introducir uno nuevo, se suministra en una sola pieza haciendo uso de maquinaria para su instalación y se ha procedido al asfaltado de la vía.

La colocación de dicho instrumento se produce por las inestables condiciones en las que se encontraba este así como las tuberías subterráneas situadas bajo la calzada, como consecuencia del crecimiento desmesurado de las raíces de los árboles ubicados en la misma calle y el consiguiente atasco que producían en el interior de la tubería. Con esta medida se soluciona la acumulación de agua en la vía y en el acerado facilitando el acceso a las personas que transitan por la vía o acerado.

De este modo, estas y otras medidas se suman a las que se han resuelto en los últimos meses en esta misma avenida, con la creación de rebajes muy necesarios para personas con movilidad reducida y la renovación de todo el acerado que circunda a los alcorques.

«Estas mejoras demuestran la implicación del actual equipo de gobierno con las competencias que afectan a la vía pública y que en consecuencia sirven para mejorar el estado de las calles y por consiguiente el uso de los vecinos y vecinas de la zona», apuntan fuentes municipales.