El portavoz municipal de Izquierda Unida, José Manuel García, ha mantenido este jueves un encuentro con vecinos y comerciantes de la Avenida de la Cruz Roja, quienes le han expuesto su preocupación ante los «posibles perjuicios que van a sufrir» próximamente a causa de la obra de reordenación integral anunciada por el Gobierno de Zoido en esta vía del Distrito Macarena.

   Según informa IU en un comunicado, durante su visita a la zona, García ha tomado nota de las propuestas de los residentes para mejorar esta avenida y ha abogado porque esta actuación municipal se haga «con el mayor de los consensos posibles». «Esperemos que, por una vez, el Ayuntamiento tenga en cuenta a todos los sectores afectados», ha señalado García, quien considera «lógica» la inquietud del vecindario, sobre todo, «a la vista de cómo se ha impuesto la zona azul en muchos barrios de la ciudad, a lo que añade la falta de información e improvisación con que el Gobierno de Zoido está realizando distintas obras en estos últimos meses previos a las elecciones».

Así, Izquierda Unida entiende que cualquier remodelación de la Avenida de la Cruz Roja tiene que venir precedida del «máximo diálogo» y ha de servir para «corregir las deficiencias que actualmente existen en esta vía». En este sentido, García asegura que las demandas que vecinos y comerciantes le han trasladado son, en su mayor parte, «bastante razonables y sensatas», por lo que «no deberían caer en saco roto».

En concreto, la federación de izquierdas se suma a la propuesta de que la futura reordenación de la avenida se ejecute por tramos para que así afecte «en la menor medida posible» a quienes viven y trabajan allí, ya que un corte total de esta calle podría terminar originando «daños irreparables, e incluso la quiebra, para muchos negocios que, inevitablemente, se verían abocados al cierre».

La colocación de las estructuras necesarias para facilitar la entrada y salida a viviendas y comercios, durante el tiempo que duren las obras; la plantación de árboles más acordes con las características de la avenida -«los actuales están provocando numerosas incidencias tanto en superficie como en el subsuelo»-; la reubicación de los contenedores de basura para cubrir mejor las necesidades de la población de la zona; y el aumento de la iluminación son otras de las peticiones vecinales que cuentan con el respaldo de Izquierda Unida.

Finalmente, García ha reiterado el rechazo de IU a una posible eliminación del carril bici de la Cruz Roja, ya que ello supondría un «nuevo golpe» de Zoido a la movilidad sostenible en la capital hispalense.

“Cualquier intento del PP que vaya en esa dirección contará con nuestra oposición más activa”, ha recalcado el portavoz de la federación de izquierdas, quien sostiene que el problema de aparcamientos del barrio no se puede pretender resolver a costa de suprimir esta vía que diariamente usan centenares de ciclistas. “La movilidad sostenible en Sevilla tiene que seguir avanzando y en ningún caso retroceder a situaciones ya superadas”, ha concluido.