Las juntas municipales de Cerro-Amate y Macarena han aprobado este miércoles, en sus respectivos plenos, una moción de Izquierda Unida donde se pide al Gobierno local del PP la aplicación de planes de choque contra el paro en dichos distritos, y que estos a su vez estén orientados a la contratación de personas desempleadas de larga duración que en la actualidad hayan perdido sus prestaciones.

La iniciativa de IU, que salió adelante con el respaldo de la gran mayoría de fuerzas políticas y entidades sociales y vecinales con representación en ambos territorios –sólo el PP se opuso votando en contra en un lado y absteniéndose en el otro-, plantea actuaciones de adecentamiento y adecuación urbana en los diferentes barrios y apuesta, además, por vincular las futuras contrataciones a la ejecución de proyectos prometidos en campaña electoral por el alcalde y de los que a día de hoy no se sabe nada.

Para el portavoz de IU en el Ayuntamiento hispalense, Antonio Rodrigo Torrijos, ésta es «una prueba bastante elocuente de lo alejado que el Gobierno de Zoido se encuentra de los problemas reales de la ciudadanía». Así, ha recordado que esta misma propuesta de la federación de izquierdas ya fue apoyada recientemente también en las juntas municipales de Norte y Este-Alcosa-Torreblanca.

«Cada vez somos más los que pensamos que desde el Ayuntamiento no se está haciendo lo suficiente para combatir la lacra del paro y que se necesitan planes de empleo como los que IU viene solicitando desde el inicio del mandato, sin suerte alguna», ha lamentado Torrijos. «No sé a qué espera Zoido para atender este clamor unánime de empresarios, sindicatos, asociaciones de consumidores, entidades vecinales, partidos políticos…», ha apostillado en alusión al último dictamen del Consejo Económico Social de Sevilla (CESS).

Al hilo de esta cuestión, el portavoz de IU ha exigido a Zoido que deje de buscarse excusas para enmascarar su inacción y su falta de iniciativa «porque la situación en la ciudad cada día es más crítica». Y es que, en su opinión, «no es de recibo que quien se presentó a las elecciones autoproclamándose el alcalde del empleo, ahora se cruce de brazos y renuncie a abordar un drama que en Sevilla afecta ya a 90.275 personas».

Veto injustificable

Por otro lado, Torrijos ha denunciado este jueves el «veto injustificable» que el PP se empeña en imponer a aquellas iniciativas que no son de su agrado en las juntas municipales de distrito. Así, el concejal de IU ha expresado su «enorme preocupación» por la «peligrosa deriva antidemocrática» en la que se ha instalado el Gobierno de Zoido, «como pudo apreciarse perfectamente en el pleno del distrito Norte de ayer».

«El PP ha perdido completamente los papeles en este asunto», ha subrayado Torrijos, quien considera «inconcebible» que el mismo partido político que todos los meses utiliza el pleno del Ayuntamiento para confrontar con la Junta de Andalucía se permita el lujo de impedir en una junta municipal el debate de asuntos que sí afectan a los vecinos, como los malos olores de la depuradora de San Jerónimo o las  viviendas vacías de Emvisesa, alegando para ello una supuesta falta de competencias.

A este respecto, Torrijos entiende que el delegado de Norte, Juan García Camacho, se escudó en una interpretación absolutamente torticera del reglamento para «evitar que en su territorio se discutan las responsabilidades y las causas políticas de los problemas de la gente».

Con todo, Torrijos ha precisado que, «desgraciadamente, Norte no es un caso aislado» en la ciudad. Por ello, ha instado al alcalde a poner freno cuanto antes al «sectarismo» y a la «arbitrariedad» de la que hacen gala sus concejales en los distritos. «No puede ser que el mismo partido que presenta constantemente mociones que trascienden el territorio, esté luego legitimado para eliminar a su antojo del orden del día de las juntas municipales las iniciativas y preguntas que no le interesan», ha remarcado.

Además, el portavoz de la federación de izquierdas ha reparado en el hecho de que haya propuestas de su grupo político que sí pasan el «filtro inquisidor» del delegado de turno en algunos distritos y en otros, sin embargo, no. Todo ello revela, según Torrijos, «la descoordinación, la total ausencia de criterio y, en definitiva, el desprecio que la derecha sevillana le profesa a la democracia participativa».

Por último y a tenor de los antecedentes, el portavoz de IU ha mostrado su inquietud ante el anuncio realizado por el concejal de Participación Ciudadana, Beltrán Pérez, acerca de una próxima modificación del reglamento de las juntas municipales. «Visto el abuso de autoridad y el talante intolerante al que nos han acostumbrado, uno se teme lo peor», ha aseverado Torrijos, quien advierte de que el PP «nos tendrá en frente si insiste en seguir avanzando por la senda antidemocrática en la que se ha embarcado».