El portavoz de IU-CA en el Ayuntamiento de Sevilla, José Manuel García, ha reclamado que el Instituto Municipal de Deportes aproveche que el próximo 10 de octubre expira la concesión administrativa de la que goza la sociedad limitada Atlántico Sur para gestionar y explotar el centro deportivo Virgen de los Reyes, para renunciar a cualquier nueva prórroga o nuevo concurso y «recuperar la gestión directa de este centro, desde lo público».

José Manuel García ha evaluado la situación que atraviesa este centro deportivo «privatizado» en 1999 a manos «del PA», dado que ese fue el último año de la coalición del PSOE y el PA en el Ayuntamiento hispalense. Y es que después de que  la empresa ‘Surpool Servicios Acuáticos Integrales’ se hiciese en 1999 con esta concesión administrativa y la perdiese en 2011 en favor de Atlántico Sur, el IMD ha ordenado ahora el cierre cautelar de las instalaciones por «deficiencias en materia de accesibilidad, seguridad y condiciones higiénico sanitarias».

José Manuel García, en ese sentido, ha recordado que entre 2003 y 2011, periodo en el que IU-CA controló el IMD como socio de gobierno del PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla, promovió dos «expedientes de rescate» para reincorporar este centro deportivo a la red de instalaciones de gestión directa del IMD. El primero de estos expedientes, según ha rememorado, no prosperó en los tribunales y el segundo quedó interrumpido cuando la Agencia Tributaria intervino a cuenta de las deudas contraídas con la Seguridad Social por la primera adjudicataria de la concesión administrativa, lo que motivó el embargo de dicha concesión administrativa y su posterior subasta en favor de la actual.

García ha recordado que el «rescate para lo público» promovido por IU-CA respondía a los no pocos «incumplimientos» de la anterior adjudicataria en materia de obligaciones y a las numerosas «quejas» de los usuarios, con lo que a su juicio, con la actual adjudicataria de la gestión integral y explotación de este centro deportivo «se está reproduciendo lo que ya sucedió con la anterior». Por eso, propone que cuando el próximo 10 de octubre expire la concesión administrativa de la que goza ‘Atlántico del Sur’, el IMD se niegue a negociar cualquier «prórroga», no promueva «ningún nuevo concurso» en torno a la gestión de estas instalaciones municipales y «recupere la gestión directa de este centro, desde lo público».