El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha mantenido una reunión con los vecinos y comerciantes de la Avenida de la Cruz Roja, del distrito Macarena, con los que se ha comprometido a realizar la obra integral de la Cruz Roja, «queremos que pronto sea una realidad. Nuestra intención es ejecutarla a comienzos del 2015». Para ello, en esa reunión se ha puesto en marcha una mesa de trabajo integrada por los vecinos y comerciantes afectados además de por los responsables de cada área municipal implicada «con el único objetivo de abordar la futura obra de la avenida de manera coordinada y con el consenso de todos los implicados».

Por su parte, la delegada del distrito Macarena, Evelia Rincón, ha explicado que «se trata de una obra necesaria e imprescindible, puesto que son muchos los problemas que anualmente vienen sufriendo los vecinos, comerciantes y cualquier persona que circula por esta avenida». Durante la reunión, los vecinos y comerciantes han presentado una propuesta con lo que ellos consideran son los principales problemas de la avenida como son: la falta de alumbrado, el mal estado de los árboles, la falta de aparcamiento, el acerado muy deteriorado, el colector de agua en mal estado y el mal estado de la calzada.

De esta manera, la delegada del distrito ha destacado que «hay algunas cuestiones inevitables como el deterioro de la calzada por el número importante de vehículos que pasa por esa calle, así como por las líneas de Tussam que diariamente circulan por dicha avenida, pero en la mayoría de los casos se deben a la mala gestión que durante años se ha llevado a cabo en la zona. Por citar solo algunos ejemplos no hay aparcamientos desde que se impusiera el carril bici, que se hizo sin el conocimiento y consentimiento de los realmente afectados, o el colector de Emasesa, que está obsoleto y filtra el agua a la calzada. A esto se suma que siempre se ha repuesto el asfalto sobre el adoquinado antiguo, por lo que es necesario una actuación integral de la avenida».

El arreglo de la avenida se plantea como una actuación conjunta y coordinada por todas las áreas municipales implicadas y los principales afectados. Por eso, todos ellos, distrito, Emasesa, Urbanismo, Parques y Jardines, Movilidad, Lipasam y Cecop, han participado en esta primera reunión y permanecerán en la mesa de trabajo durante toda la obra.

Así, entre las actuaciones previstas se contempla cambiar el colector, probablemente la mayor inversión de la obra y Urbanismo realizará la reordenación y reurbanización  de la avenida, «algo que se intentará realizar en el menor plazo posible. Se trabajará para compatibilizar los aparcamientos con el carril bici. Además, está previsto sustituir el alumbrado público, se estudiará el estado del arbolado para trasladarlo y reponerlo por otro más idóneo y, en cuanto a la movilidad, se coordinará todo con el área competente ya que es una de las vías de salida del distrito a la Ronda Histórica».

En esta primera reunión, el alcalde ha insistido en la puesta en marcha de la obra a comienzos de 2015 y ha reiterado que habrá futuras reuniones sectoriales a lo largo de estos meses, donde el distrito junto con los representantes vecinales y otras entidades se reunirán para ir viendo paso a paso y, sobre todo, consensuar todos los detalles. De esta manera, el alcalde ha trasladado a los vecinos su compromiso de «hacer un proyecto riguroso consensuado con todas las partes, realizarlo en el menor tiempo posible, con las mayores y mejores garantías, cumpliendo con todos los plazos y presupuesto establecido». Según Zoido «está entre mis prioridades dar solución a esta arteria comercial de la ciudad en la que miles de sevillanos no pueden disfrutar de su barrio».