El Ayuntamiento de Sevilla creará una «mesa técnica» para estudiar y acometer la reurbanización de la avenida de la Cruz Roja. Así lo ha confirmado esta mañana el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, durante la reunión que ha mantenido con vecinos y comerciantes de la zona, quienes han manifestado sus necesidades ante el regidor, que también estuvo acompañado por la delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón.

«Hace unos meses se asfaltó el carril rodado. En el año 2009 se hizo una reordenación en esta calle de forma precipitada y los vecinos casi sin darse cuenta se encontraron con las obras. Se instaló el carril bici y se eliminaron plazas de aparcamiento. No se atendieron las necesidades de vecinos y comerciantes. Ahora habrá que analizar las circunstancias para reurbanizar esta vía para su satisfacción», ha explicado Zoido. De esta forma, después de Feria ha asegurado que conformará «una mesa técnica compuesta por Movilidad, Parques y Jardines, Medio Ambiente, Urbanismo, Emasesa, Vía Pública y Alumbrado».

Según ha explicado el alcalde, «se cambiará con Emasesa lo que se consensúe con los vecinos, para ser capaces de conjugar todos los servicios públicos; plantar los árboles que se recomienden puesto que hay un riesgo importante y colisionan actualmente las ramas con los autobuses, alumbrado sostenible, recuperar aparcamientos y acerado, todo haciéndolo de la mano de vecinos y comerciantes que son los usuarios de la zona. Estas medidas irán encaminadas a mejorar sus condiciones». Además, añadió que «el proyecto del colector se está haciendo», por lo que para acometer esta reurbanización pretenden llegar a un acuerdo entre todas las partes en menos de un mes «para aproximarnos a salvaguardar los intereses de todos».

«Sin aparcamientos no hay negocios»

Los comerciantes y vecinos de la avenida de la Cruz Roja no han dudado en transmitirle al alcalde de Sevilla todos sus problemas y necesidades desde la última remodelación que «sufrió» esta vía. «Tenemos necesidades de urgencia: alcantarillado, iluminación… No hay facilidades. Qué es un negocio sin aparcamientos. Sería todo más eficaz si se pudiera aparcar aquí. Antaño esto era una gran avenida, y podríamos asegurar que el 95% no está de acuerdo con lo que se ha hecho aquí», reclamaban los comerciantes. «Hay muchos obstáculos, árboles, módulos, he visto ya varias caídas de bicis. Para maniobrar en algunos puntos tienes que usar la mitad del carril bici, es una suerte que no haya habido más desgracias», lamentaban otros.

Otra de las cuestiones que preocupan a los propietarios de los negocios ubicados en esta vía es la duración de las obras que se puedan acometer para mejorar su situación. «Los comerciantes nos morimos si las obras duran un año», apuntaban. Sin embargo, el alcalde afirmó que «hoy ya las obras no duran un año, porque hay dinero, se paga y las constructoras acabarán antes».