Una tarde emotiva y llena de sorpresas. Así se vivió ayer la tercera de las cuatro galas -hoy se celebra la última a partir de las 18.00 horas- que clausuran los talleres socioculturales del distrito Macarena 2012-2013 en el Teatro Hogar Virgen de los Reyes. Una vez más, los alumnos se convirtieron en los grandes protagonistas mediante sus actuaciones sobre el escenario. Sin embargo, tres alumnas recibieron un cálido e inesperado homenaje. Francisca Franco, Victoria Baca y Carmen Flores fueron obsequiadas con un recuerdo -que representaba el giraldillo- por parte del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y de la delegada del distrito Macarena, Evelia Rincón.

La Macarena rinde homenaje a alumnas de los talleres en la gala de clausuraY aunque en estos 168 talleres han participado 4.000 alumnos, estos tres nombres propios fueron elegidos «por su edad, por ese afán de superación en edad más avanzada y que quieren comerse la vida», según palabras del presentador de la gala, Pedro Domínguez. Una breve introducción de cada una de ellas ofrecía las primeras pistas de quiénes eran las homenajeadas. Francisca Franco fue la primera de ellas. «De Alanís de la Sierra, se fue a vivir a Fregenal de la Sierra porque su marido era de allí. Más de 10 años sin faltar a los talleres, a sus 90 años quiere continuar con esa energía. No se le ha resistido nada», adelantaba Domínguez. Sorprendida, recogía su galardón. «Quisiera ser más joven para poder seguir», declaraba. El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, se crió en el mismo pueblo donde residió Francisca. «Soy hijo de Florentino el de la confitería de Fregenal. Pero me vine a estudiar la carrera a Sevilla», compartió Zoido.

Con alegría y desparpajo subió al escenario Victoria Baca, del barrio de La Barzola. A sus 84 años, «es un ejemplo de vitalidad para todos los vecinos del distrito». «No tengo rótula -afirmó mostrando su pierna al alcalde- y ando como un robot. Pero mientras pueda sigo haciendo gimnasia de mantenimiento, si no estaría andando a gatas».

La Macarena rinde homenaje a alumnas de los talleres en la gala de clausuraCarmen Flores, de 89 años, fue la tercera en recoger su obsequio. Sin embargo, en ese momento, una señora se acercó al escenario para reclamar la atención del alcalde y pedir también un reconocimiento a su cuñada, Fernanda, quien a causa de una tragedia familiar tuvo que dejar de asistir hace un tiempo a los talleres del distrito. «Sólo hemos seleccionado a algunas de las alumnas, según el registro de antigüedad en los talleres. Pero todos, los 4.000 alumnos, se merecen un fuerte aplauso», apuntaba el presentador. Puesto que sólo disponían de tres galardones, Juan Ignacio Zoido no quiso dejar un sabor amargo en esta emotiva tarde y, tras subir a Fernanda al escenario, se comprometió a llevarle hoy personalmente a su casa el obsequio. «Todos debemos seguir el ejemplo de estas cuatro mujeres. Éste es el broche de la gala. Sóis un ejemplo, aquí tenemos un magnífico espejo. Y espero que todos os apuntéis de nuevo en septiembre a los talleres del distrito Macarena», concluyó el alcalde.