Gran parte de las personas que residen en el Distrito Macarena son personas mayores por lo que hay una representación importante en talleres, muchos de ellos están dedicados a este segmento de población.

Nos comenta María Ángeles, monitora que imparte las clases de gimnasia personalizada, como su nombre indica, esta gimnasia está apta para personas de entre 65 y 80 años y adaptada a sus necesidades y cualidades físicas, «con este proyecto que estoy desarrollando en los talleres socioculturales del Distrito Macarena pretendo llevar a cabo la movilidad articular de los mayores con el fin de que no pierdan la vitalidad, el dinamismo y elasticidad así como la fuerza en extremidades y articulaciones». Esta gimnasia de mantenimiento combina el cuerpo y el movimiento como ejes básicos.

En cada ejercicio, María Ángeles se encarga de proporcionar información a los alumnos sobre el movimiento concreto que van a realizar y los grupos de músculos que van a trabajar en cada actividad. Sin olvidar la parte lúdica y expresiva como otro medio más de motivación para los alumnos y el ejercicio como instrumento básico para mejorar la calidad de vida y la salud de los mayores que forman este taller.

Las clases se dan los martes y jueves desde las 9:30 a las 11:00, cada mañana llega todo el grupo, normalmente 5 minutos antes con la ilusión y las ganas de comenzar una nueva clase, «no fallan a la cita, siempre están en la puerta esperando, haga frío o calor».

Victoria, con 85 años es la más mayor del grupo y una de las que tiene más ingenio, a sus años y con los achaques propios de la edad es una de las más activas, se siente muy orgullosa de los ejercicios y los avances que hace cada día, de poder llegar con las manos hasta los pies. Son 29 personas las que asisten a este curso para mejorar sus aptitudes físicas.

La mayor parte de usuarios son mujeres, pero esto no es impedimento para poder desarrollar la actividad, los ejercicios van dirigidos tanto a mujeres como a hombres, aunque se tiene en cuenta la ventaja de la que disponen las mujeres como es una mayor elasticidad.

En este taller se desarrolla como relación espacial, el sentido, la dirección, la orientación, el ritmo, la resistencia, la coordinación y las secuencias. En las habilidades básicas, se trabajan los giros, manipulación de instrumentos deportivos como es la cinta elástica, pelotas y otros recursos muy utilizados en este tipo de ejercicios.

En la hora y media que dura el taller hay una participación muy activa por parte de todos los alumnos. Al final del curso el objetivo es haber incrementado las capacidades físicas y psicofísicas con el fin de mantener el equilibrio entre cuerpo y mente en la edad madura.