Los talleres socioculturales están llegando a su recta final y la delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón, ha estado visitando algunos de los que se imparten en el centro cívico San Fernando.

En este sentido, la delegada, junto al director, Francisco Carreño, y el Subdirector, José María González, y la Directora del centro cívico, Magdalena Cerdeira, ha hecho entrega de los diplomas a los alumnos que han finalizado el curso con el taller de costura.

Rincón ha destacado «la importancia que tienen los talleres para los ciudadanos, no solo como medio de entretenimiento y ocio sino como el mejor modo de poner en práctica la creatividad así como conocimientos muy útiles para la vida diaria», además, «este tipo de cursos contribuyen al buen compañerismo y las relaciones humanas entre personas del barrio, que se unen gracias a su participación en los talleres».

También ha felicitado a los alumnos y a la monitora, por la dedicación mostrada durante todo el curso. El taller de corte y confección es impartido por profesionales, en este caso Loli Durán, y es uno de los más demandados, ya que cualquier persona sin conocimientos de costura previos puede ser capaz de realizar su propia ropa, con muy buen resultado, al cabo de unos meses.

El balance de los talleres en general ha sido muy positivo, en cuanto a participación y aprendizaje. Muchos alumnos destacan la costura como un arte en el que pueden desarrollar la creatividad en torno a colores, texturas y formas, y el taller está diseñado para que se aprenda paso a paso desde lo más básico de la costura a lo más complejo.

«Podemos ir a la moda por un precio ajustado a nuestras posibilidades. Elegimos la tela y el color, y gracias al patrón, que también hemos aprendido a hacer, puedo realizar los modelos que yo quiero, ya sean camisas, pantalones, vestidos o faldas», explica María Teresa, una alumna.

«Hasta he confeccionado el traje de flamenca para mi hija, con tres metros de tela en popelín y dos metros de tela de cancán», añade.

La costura ha ganado mucha importancia en los últimos tiempos. De hecho, cada vez son más los hombres que se inscriben en este taller para aprender a coser, pues todo son beneficios, como el de vestir a tu gusto, arreglar la ropa, crear cosas nuevas…

Este taller es solo un ejemplo de los 171 que ha ofertado el Distrito Macarena en esta edición 2014-2015. De este modo, el distrito a través del Ayuntamiento de Sevilla ha cumplido con las expectativas de los vecinos ya que ofrece un amplio programa de talleres que ha colmado las necesidades de los usuarios.

Así, en las próximas semanas muchos de los talleres tocarán a su fin y dará comienzo el ensayo y la posterior puesta en escena de la gala y final de curso, con su representación en el escenario y las exposiciones de artesanías.