«Más participación y actuaciones en el barrio» han sido las principales demandas de las entidades vecinales en el debate del estado del Distrito Macarena que tuvo lugar este miércoles en su sede de la calle Manuel Villalobos. Se trata del último debate de distrito de los once que se han celebrado durante estas semanas en la ciudad y, en esta segunda ocasión -el primero se celebró el pasado año-, ha habido menos concurrencia de público y ha contado con la ausencia de diversos portavoces de la Junta Municipal del Distrito.

Así, la delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón, quien estuvo acompañada por el delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, Beltrán Pérez, desglosó las diferentes actuaciones acometidas en el distrito en este último año asegurando que se ha intervenido «en los 12 colegios públicos invirtiendo casi medio millón de euros para mejorar el día a día», destacando el arreglo integral del Colegio Santa Catalina.

En relación a los talleres socioculturales, ha afirmado que con el mismo presupuesto han conseguido aumentar de 116 a 165 cursos de los que han disfrutado más de 5.800 vecinos, «aumentando no sólo en número sino también en variedad y en calidad». Asimismo, también ha hecho referencia a las actividades infantiles y deportivas que se han desarrollado en esta zona de la ciudad.

Los vecinos piden «más participación y actuaciones» en la MacarenaEn materia de parques y jardines, Rincón asegura que «se han mejorado las instalaciones de los parques infantiles de los Perdigones, la calle Beethoven, de la Barriada el Torrejón, la plaza Píio XII y las calles Mimosa y Rubí. Y se han podado y desbrozado casi 3.000 árboles». En cuanto a la vía pública, «se han asfaltado las calles Rafael Cansinos Assens, Madreselva, Avenida de la Cruz Roja, Los Romeros, Avenida de Pino Montano, Valdelarco, San Juan de Ribera y Antonio Buero Vallejo. Se han eliminado también barreras arquitectónicas», ha desglosado.

La movilidad ha sido, según la delegada, una de las prioridades. «A veces es una cuestión de voluntad más que de presupuesto. Con 146.000 euros hemos conseguido cosas tan importantes para los vecinos como la reordenación del tráfico en la barriada de las Avenidas y la calle Topacio o el semáforo, muy demandado por los vecinos de la confluencia de Concejal Becerril con Procuradora  Asención Garcia Ortiz».

«Emasesa ha contado con un presupuesto de más de 160.000 euros para obras de mejora y Lipasam ha multiplicado sus esfuerzos en los 24 barrios gracias a la nueva ordenación viaria», ha concluido. Rincón ha querido además señalar el próximo reto que es «la obra integral de la avenida de la Cruz Roja».

Las «necesidades» para el barrio

Los representantes vecinales que asistieron al debate han aprovechado para poner sobre la mesa las «necesidades» y pedir «más actuaciones» en el barrio de la Macarena. Como la representante de la asociación cultural deportiva, Adela Villegas, quien aseguró que «ha pasado un año y parece que el tiempo se ha detenido. El deporte en el distrito Macarena no solo no ha mejorado sino que ha empeorado gravemente. Las propuestas que presentamos una y otra vez caen en saco roto. La privatización de los centros deportivos va mermando el deporte en Sevilla». Pero no sólo tuvo críticas, ya que también alabó el apoyo de la delegada «con los talleres para discapacitados».

Por su parte, el presidente de la Intercomunidad de Santa María de Ordás 4ª fase, Antonio Martín, expuso que «ver tan vacía esta sala tiene un fondo, lo que siempre venimos reclamando desde que empezó el mandato: la falta de participación. Ya no tiene incentivo ser de la junta municipal del distrito, se le ha vaciado de contenido». Asimsimo, añadió que en el informe desglosado por Evelia Rincón «no se ha hablado de la seguridad ciudadana, ¿acaso no tenemos problemas? Lo que no se ha hecho no se dice».

El portavoz de Hermandades del Trabajo, Pedro Salvador, aseguró que «aún hay muchas cosas por hacer, falta mucho por podar, hay alcorques abiertos, queda mucho acerado por arreglar, pasos de peatones. La policía de barrio brilla por su ausencia. Y en cuanto a la zona azul, el alcalde prometió que quitaría los gorrillas pero los ha legalizado con la zona azul porque tiene un coste para los ciudadanos».

El presidente de la asociación de vecinos Concejal Jiménez Becerril, Víctor Díaz, alabó el «respeto» que han tenido hacia sus propuestas y que «siempre están abiertos a un entendimiento». Satisfechos con la zona azul en esta zona de la Macarena, expuso también su tirón de orejas por «falta de información a las asociacionLos vecinos piden «más participación y actuaciones» en la Macarenaes incluso cuando realizan buenas acciones».

Jesús Baldomero, de la Asociación de Emigrantes Retornados, manifestó que «la junta municipal del distrito se ha convertido en una gestoría, no aparecen autocríticas en el informe y no cuentan con nadie. Tampoco vemos a ningún policía por el distrito».

Las críticas de la oposición

La portavoz del Grupo de Izquierda Unida, Esther Vargas, valoró los tres últimos años del gobierno municipal como «perdidos y en blanco para Sevilla. El principal problema de los sevillanos es el paro, y aquí se evidencia la falta de proyectos. Se rechazó una propuesta nuestra sobre el alquier social. Además, otro eje negativo del PP es que el alcalde de las 24 horas se ha olvidado de los barrios». También hizo alusión a los presupuestos participativos «que se han transformado en una web -plataforma e-democracia- que excluye a muchos colectivos y se convierte en un buzón de sugerencias en internet».

También PSOE «suspendió» la gestión del actual gobierno municipal y aseguró que sobreviven en «un coma profundo». «No se han arreglado los castilletes de la barriada La Barzola, y un sinfín de propuestas aprobadas en este pleno y que las han guardado en un cajón. Han sido 3 años de no gestión con una participación lastrada y vaga de los vecinos. La e-democracia es un proyecto demagogo e inoperativo», manifestó.

Sin embargo, el Partido Popular hizo una «valoración positiva», pues según argumentó su portavoz, «se ha vuelto a demostrar que se no se puede hacer más con menos», destacando diversas actuaciones como «las vacaciones urbanas, la sustitución de la cabalgata y comidas de feria por alimentos para familias necesitadas, la eliminación de barreras arquitectónicas, etc.». También argumentó que «la web e-democracia tiene más inscritos que los asistentes a los presupuestos participativos, y en la Macarena no hay vivienda de protección social de Emvisesa».