Mario Daza Olaya, pregonero de la exaltación de la Semana Santa del distrito Macarena es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Actualmente desempeña su labor profesional en 8tv Andalucía, donde presenta semanalmente un espacio dedicado a la Semana Santa de Sevilla.  Hermano de la Macarena, desde niño, y de la hermandad de la Resurrección, donde ocupa actualmente el cargo de Fiscal de la Junta de Gobierno. Director adjunto del Anuario de la hermandad de la Resurrección y colabora puntualmente con numerosas publicaciones y revistas de índole cofrade.

Ha pronunciado el pregón de la Semana Santa de la hermandad de la Resurrección, el pregón de la Semana Santa de la Asociación Cultural Pepe Moreno en Bellavista y el pregón de la Semana Santa del Colegio La Salle-La Purísima. Además ha presentado numerosos actos cofrades y moderado diversas mesas redondas y conferencias. Mario Daza será el encargado de dar el pregón del distrito Macarena este próximo domingo 8 de marzo a las 12.00 horas acompañado por la música de la Banda del Maestro Tejera en el Teatro del Hogar Virgen de los Reyes. 

¿Cuántos años llevas en el mundo cofrade?

Pues se podría decir que toda la vida. Desde pequeño siempre he procurado vivir la Semana Santa de forma intensa. Mi familia, de tradición cofrade, me inculcó desde mis primeros años la importancia de sentir de cerca las tradiciones sevillanas y entre ellas, especialmente, nuestra Semana Santa. Recuerdo cómo en mi infancia procuraba disfrutar intensamente de cada día, ver el mayor número de hermandades posible y no perder detalle de los pasos, las bandas, los cortejos. Siempre me llamaron la atención todos estos matices.

Luego, con los años, he aprendido a vivirla también desde el interior, participando activamente en el día a día de las hermandades. Y ahora, profesionalmente, puedo decir que tengo la suerte de dedicarme a contar la actualidad de nuestras cofradías. Toda mi vida, como ves, ha estado y sigue estando vinculada al mundo cofrade.

¿Cuál es tu sitio dentro de la Semana Santa?

Mi sitio dentro de la Semana Santa es el de un cofrade más. Me encanta perderme en la bulla y disfrutar como el resto de cada detalle. Aunque eso de perderme en la bulla con casi dos metros de altura resulta a veces casi imposible. Es fácil encontrarme cada fin de semana del año disfrutando de los cultos de nuestras hermandades.

En cualquier besapiés o besamanos, o ahora en Cuaresma en alguno de los viacrucis. Siempre procuro ser un cofrade activo, de esos que viven las hermandades durante todo el año.

¿Qué significado tiene para ti ser cofrade, de dónde vienen tus orígenes?

Ser cofrade va de la mano de ser cristiano activo. De nada sirve formar parte de la nómina de una hermandad, ser nazareno en Semana Santa o ser muy capillita si detrás de todo eso no existe un trasfondo evangélico, una formación adecuada y una práctica habitual de nuestra fe. Es la esencia de todo, el sentido de todo, la clave de nuestra pertenencia a las hermandades. Ser cofrade es apostar por la Resurrección, por su mensaje y hacerlo presente en la sociedad actual. Si no tenemos esa base, debemos comenzar a replantearnos nuestro ser cofrade. Así me lo transmitió mi familia desde pequeño y ahí están mis orígenes. En una familia cristiana y cofrade, que me ha educado en esos valores, y a los que debo agradecer eternamente todo lo que soy hoy día. Crecí siendo nazareno de antifaz verde de la Macarena. Una devoción a la Virgen de la Esperanza que se ha respirado de toda la vida en cada rincón de mi casa, de la de mis padres y mis abuelos.

¿Te ayuda tu profesión a la hora de enfrentarte a un atril, en qué te ha beneficiado?

No hay nada más hermoso en esta vida que poder trabajar con vocación. Ése es mi caso. Soy cofrade, como ya os he dicho, y vivo las hermandades cada día, además con la fortuna de dedicarme a contar la Semana Santa de Sevilla. Esta profesión te permite conocer en profundidad a nuestras hermandades, vivir con ellos momentos muy especiales, transmitiéndolos también a través de los medios a aquellas personas que por distintas vicisitudes no pueden salir a la calles a vivir la Semana Santa. Es algo hermoso y reconfortante.

El ser periodista es algo que me ayudará a enfrentarme al atril. Se trata de contar a las personas que acudan al teatro del Hogar Virgen de los Reyes lo hermosa que es Sevilla en Cuaresma, cómo vivimos nuestra pasión en la Semana Santa y la importancia de creer que Dios vive y está presente entre nosotros. Y a eso ayuda bastante el hecho de ser comunicador.

¿En qué hermandades realizas tu estación de penitencia?

Actualmente sólo realizo la estación de penitencia en la hermandad de la Resurrección, de la que también formo parte como miembro de su junta de gobierno. Visto su túnica blanca como auxiliar del Diputado Mayor de Gobierno en el cortejo del paso de palio. Hasta hace unos años también realizaba la estación de penitencia, junto al resto de mi familia, en la hermandad de la Macarena, de la que también soy hermano.

¿Te dejas influenciar por algún artista para hacer tus pregones? 

Confieso que soy un seguidor de este tipo de actos. Me gustan los pregones, todo lo que les rodea, y siempre que tengo ocasión procuro acudir a alguno de ellos. El pregón debe ser una pieza de calidad literaria, sí, pero también y fundamentalmente un texto que sea capaz de despertar sentimientos, de emocionar, de traer al presente recuerdos de otras épocas, de compartir experiencias. Eso debe ser en esencia un pregón de la Semana Santa de Sevilla. Y así me gusta que sean.

No sigo la influencia de ningún artista en concreto, sí de todos aquellos que aman a Sevilla y sus tradiciones; de aquellos pregoneros que abrieron su corazón cuando estuvieron en el atril de cualquier teatro o iglesia. Esos sí son ejemplos a seguir para cualquiera que se atreva con un reto de esta magnitud.

¿Qué sentiste al recibir la propuesta de realizar el Pregón para el Distrito Macarena?

Pues mucha ilusión. Hacía ya unos años que no realizaba ningún pregón de la Semana Santa de Sevilla y qué mejor que el Distrito Macarena, tan cercano a mi vida por muchos aspectos, para volver a mostrar mis sentimientos hacia la semana mayor. Cuando me llamó la delegada del Distrito, Evelia Rincón, a la que me une un cariño muy especial, fue para mí toda una sorpresa y una responsabilidad de la que espero estar a la altura. Pregonar la Semana Santa en un sitio tan especial como el Hogar Virgen de los Reyes y en un distrito que lleva por nombre el de la Madre de Dios es algo hermoso. Estoy deseando que llegue el próximo 8 de marzo para compartir con todos lo que siento.

¿A qué Hermandad te unen más lazos sentimentales?

Mi corazón está repartido por muchas hermandades. He crecido siendo macareno. Ahí está mi pasado, mi familia y mi historia. Por convicción soy hermano de la Resurrección. Y guardo también un especial cariño a otras hermandades como Santa Marta, de la que estoy seguro que alguna vez vestiré su túnica de nazareno; La Hiniesta, que siempre fue la que en mi niñez abría mi Semana Santa. También La Estrella. Siempre me atrajo el rostro de su dolorosa. Me llama, aún no sé por qué.

¿Nos puedes adelantar algo sobre tu pregón?

Pues que será un pregón de sentimientos. La Semana Santa, al fin y el cabo, se sustenta en las emociones y los recuerdos y de eso intentaré hablaros. Será un pregón joven, con valores cristianos, y con un mensaje claro. Y hasta ahí puedo leer…

Un deseo para esta Cuaresma y para la próxima Semana Santa…

Que vivamos la Cuaresma en plenitud, que la disfrutemos al máximo y valoremos todos los instantes únicos que nos ofrece. Y de cara a la Semana Santa que el tiempo vuelva a respetarnos, más que el año pasado, y nos permita que de una vez disfrutemos de todas las hermandades por las calles de Sevilla. ¡Qué ya toca!