Las obras de mejora y eliminación de barreras arquitectónicas en el colegio San José Obrero ya se han puesto en marcha. El Ayuntamiento de Sevilla, a través del distrito Macarena, y edificios municipales han comenzado a ejecutar las obras de mejora y eliminación de barreras arquitectónicas, que consisten en la instalación de un ascensor distribuido en dos plantas y la creación de una rampa, para facilitar la accesibilidad dentro del centro público.

Se trata de un centro educativo que cuenta con escaleras para subir a la planta alta, pero que actualmente carece de otro modo de acceso al mismo por medio de algún mecanismo elevador alternativo, por lo que fuentes municipales apuntan «que se hace necesario dotarlo de ascensor». Es por ello, por lo que el distrito Macarena ha proyectado un ascensor electrónico con dos paradas y con capacidad para seis personas aproximadamente y para cuya instalación se han estado realizando diferentes reformas en la edificación.

Por otro lado, se verá mejorada la accesibilidad, ya que están construyendo una rampa que cruza el patio central y que es paso obligado para los niños que van al comedor. Estas actuaciones, financiadas por el Ayuntamiento de Sevilla y cuya ejecución se lleva a cabo por el distrito Macarena a través de la delegación de edificios municipales, se encuentran incluidas en el plan que el actual equipo de gobierno ha aprobado para fomentar las actuaciones en centros escolares de los distritos de Sevilla. En este sentido la delegada del distrito, Evelia Rincón, mantiene contacto frecuente con la directiva y Ampa de los centros educativos.