El delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos del Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez, ha pedido al PSOE que «deje la acción solidaria al margen de la demagogia y la confrontación política, porque lo que debe hacer es ayudar en el trabajo contra la desigualdad».

Pérez ha indicado que «el PSOE es incapaz de reconocer un acierto del Gobierno, pero sí es capaz de pedir algo, aunque previamente haya votado en contra. Y es que llama poderosamente la atención que se opusiera en el último Pleno a la modificación presupuestaria que habilitaba una partida para hacer jurídicamente viable el reparto de alimentos derivado de la supresión de la cabalgata del Distrito Macarena y que en el día de hoy mande un comunicado haciendo aparecer esta iniciativa como propia del PSOE y exigiéndonos además cómo llevarla a cabo».

El delegado ha añadido que «en cuanto al proceso de participación que exigen en la Junta Municipal de Distrito hay que recordarle al PSOE que esta decisión del Distrito Macarena fue adoptada en el Consejo de Participación Ciudadana del Distrito, en el que están presentes más de 50 asociaciones de vecinos, mientras en la Junta sólo hay 11, el mismo número de vocales designados por los grupos políticos. Por lo tanto, la decisión multiplica la capacidad participativa y representativa en cuanto al número de asociaciones de vecinos y diluye la influencia política. Por eso le pedimos al PSOE que sea coherente y respalde la decisión del Distrito de someter este asunto a un órgano de amplia representación vecinal».

Por otro lado, Pérez ha recordado que «el PSOE votó en contra de la propuesta de una asociación de vecinos en el Distrito Este-Alcosa-Torreblanca de sustituir la Velá de Torreblanca por un reparto de alimentos y ahora exige en la Junta Municipal del Distrito lo mismo que anteriormente no fue capaz de apoyar con su voto. Por lo tanto, su línea de ridículo, incoherencia y obsesión por atacar al Gobierno, especialmente cuando acierta, perjudica al desarrollo de las políticas sociales y de solidaridad, por lo que solicito al PSOE que se sume a las iniciativas solidarias del Gobierno para colaborar en ellas en vez de atacar por sistema una cosa y la contraria».

Además, Beltrán Pérez ha manifestado que «no se recuerda en los últimos años un despliegue de acción solidaria por parte de los distritos como el de ahora, que ha permitido por ejemplo el reparto de 9.000 menús en los cinco comedores sociales de la ciudad tras la supresión de las recepciones institucionales en las casetas de la Feria, recoger 15.000 kilos de alimentos entre los alumnos de los talleres, la supresión de la Cabalgata del Distrito Macarena para realizar a cambio un reparto de alimentos o la línea de subvenciones para ayudas al material escolar que se desarrolla en varios distritos de la ciudad, a lo que se une el incremento del presupuesto para Asuntos Sociales, con un plan especial dotado con 7 millones de euros».

«Llama la atención –ha continuado Pérez- que el mismo partido que no sólo ofrecía recepciones institucionales, sino que destinaba miles de euros a pagar excesos en invitaciones en las casetas de Feria, teniendo incluso que acudir a reconocimientos de crédito, sea capaz ahora de criticar una medida sin precedentes que ha posibilitado el reparto de 9.000 comidas. Estos gastos, que iban más allá de la razón y de la moderación, de directivos de distritos invitando a discreción y sin control en las barras de las casetas de los distritos, con el Gobierno de Zoido se han convertido en menús repartidos en comedores sociales. Por lo que le pedimos al PSOE la misma moderación a la hora de criticar la acción solidaria del Gobierno».

Respecto a las críticas del PSOE a que los residentes de un distrito se beneficien de iniciativas de otros distritos, el delegado ha dicho que «el PSOE no parece darse cuenta de que la situación de necesidad alcanza a todos los distritos de la ciudad y en Sevilla hay cinco comedores que reparten comida a los vecinos de todos los distritos. Hay que recordarle al PSOE que ni la necesidad ni la solidaridad saben de distritos y que ya sólo faltaría que un concejal del PSOE pidiera el DNI en la puerta de los comedores sociales para ver de qué distrito es cada uno de los usuarios. Esta reflexión fomenta la insolidaridad y va en contra de cualquier principio de acción social».

Beltrán Pérez ha concluido que «a pesar de que estas actitudes ridículas del PSOE juegan claramente en contra de sus propios intereses electorales, el Gobierno de la ciudad le pide que reflexione porque los intereses de la ciudad están por encima de los de cualquier partido y el PSOE los está perjudicando claramente».