La barriada de La Barzola ha sido objeto de mejoras en estos días. Se ha realizado un nuevo pintado de paso de peatones en la calle Madre San Marcelo, correspondiente a los números 8 y 10. Esta es vía es de doble sentido, con afluencia de tráfico, y las marcas viales estaban borradas con el consecuente peligro para la seguridad. Con esta renovación de la pintura del paso de peatones se contribuye a la «mayor seguridad de los peatones que cruzan ya que se aprecia la señal horizontal en la vía alertando al conductor de la existencia de una señal que debe respetar al detectar a peatones en los aledaños del paso».

La pintura que se utiliza en los pasos de peatones cumple los requisitos fundamentales de cebreado en la calzada, tiene unas características más específicas de durabilidad, resistencia, de secado rápido y antideslizamiento. También es muy importante que «no se convierta en una pista de hielo cuando llueve. Desde Movilidad se han completado las labores de acondicionamiento de la vía», apuntan desde el Consistorio.

Con esta medida, se evita aún más si cabe los accidentes de tráfico entre los que se encuentran implicados peatones y vehículos, con esto es reforzada la seguridad vial.

El Distrito Macarena, a través de la Delegación de Movilidad, ha realizado otras acciones para la reposición de la señalización tanto horizontal como vertical en otras ubicaciones como Avenida Doctor Fedriani con el fin de mejorar la visibilidad para los usuarios que circulan por la zona así como acondicionar y reponer la pintura en el asfalto.