Desde el Área de Parques y Jardines y en coordinación con el Ayuntamiento de Sevilla y el Distrito Macarena se continúa con las labores de poda en las calles del distrito. De este modo esta misma mañana han comenzado las tareas de poda en la calle Lamarque de Novoa con el objeto de sanear los naranjos y permitiendo que sigan dando sombra, con esta intervención se mejora notablemente tanto el aspecto de los de estas especies como la visibilidad de los residentes.

Esta actuación se une a otras muchas realizadas en el Distrito, como la poda de los naranjos de la calle Sánchez Perrier, la poda integral en la barriada del Rocío o en la calle Santa María de Ordás, la importante intervención llevada a cabo en la calle Amalia Torrijos, muy solicitada por los vecinos, así se ha continuado por Correa de Arauxo o Almadén de la Plata, en estas últimas semanas. Con estas, y otras muchas, el arbolado del Distrito Macarena se encuentra cada vez en mejor estado, con el propósito de que sus vecinos puedan disfrutar del mismo.

La poda de mantenimiento es la que se realiza una vez formado el árbol y continúa a través de su existencia, por ello el naranjo es un árbol que agradece la poda durante el año. Así, la poda se practica en diferentes modalidades, poda de mantenimiento, poda de terciado, poda en altura, de saneado, de resfaldado y apeo.