Hoy ha comenzado la poda a las puertas del colegio Pío XII, en la calle Orquídea. Con motivo del comienzo del curso escolar muchas madres, padres y vecinos suelen estacionar su vehículo a las puertas del centro, con esta poda se consigue mejorar el estacionamiento ya que las ramas de los árboles se situarán a una altura óptima para que tanto padres como alumnos puedan entrar en sus vehículos sin tener el obstáculo de las ramas bajas de los naranjos. Esta poda de mantenimiento se realiza para eliminar elementos como ramas secas, ramas que estorben, así como para aclarar la copa de ramaje excesivo.

Con esta nueva medida se consigue mejorar aún más si cabe el acceso al centro así como el desplazamiento de los alumnos que a la salida ya no encuentran ningún obstáculo. Esta iniciativa que ha tomado el Distrito Macarena a través del servicio de respuesta urbana REUR mejora las condiciones tanto del centro como de los árboles que se encuentran en la vía pública.

El Distrito Macarena continúa «trabajando por la conservación y adecuación de los colegios públicos para que los alumnos disfruten de unas instalaciones adaptadas a las necesidades más urgentes. Esta poda se realiza siempre pensando en el ciudadano y en mejorar las calles de la ciudad con el propósito de hacerlas más accesibles».