El Distrito Macarena, a través del Servicio de Respuesta Urbana para podas puntuales y del Servicio de Parques y Jardines para grandes intervenciones, continúa con las poda de naranjos. En este caso corresponden a los árboles situados en la calle Gladiolo. Se trata de naranjos amargos, estos árboles admiten una poda continuada y así es como se ha realizado ya que en ocasiones las ramas suelen subir en exceso produciendo molestias a los vecinos.

Este tipo de árboles tiene una función ornamental, ya que están destinados a resaltar y producir sombra a baja altura en zonas residenciales, normalmente este tipo de árboles no conlleva herramientas de gran envergadura en su poda y posterior recogida. La importancia de los naranjos amargos como árboles ornamentales data de la antigüedad y se mantiene en pleno vigor. Las naranjas amargas son más tolerantes al frío que las dulces y ello permite plantar en emplazamientos abrigados.

La conservación de las zonas verdes es una de las apuestas del Ayuntamiento de Sevilla. Así, los datos concretos del Distrito Macarena en cuanto al resto de actuaciones, reflejan que se han acondicionado alrededor de 5.864 alcorques y se han recogido naranjas de 3.840 naranjos del barrio.

Asimismo, en cuanto a otros trabajos realizados por el Servicio de Parques y Jardines destacan la reparación de puertas de parque, arreglo de parterres y parques infantiles así como la plantación de flores de temporada.

A estas actuaciones se suman las de reparación de alcorques en acerados por el servicio de conservación de urbanismo y las actuaciones del Servicio de Respuesta Urbana REUR con reparación de pavimento y podas puntuales de baja altura.