El Ayuntamiento de Sevilla, a través del servicio de Respuesta Urbana REUR, ha procedido a la poda de naranjos en la barriada Huerta del Carmen, exactamente en la calle Manzana. Se trata de poda de baja altura con el objetivo de fijar un nivel proporcional a la altura del árbol sin que toque el suelo y evitar que las ramas entren en ventanas o balcones próximos.

En el distrito Macarena se ha llevado a cabo un total de 33 plantaciones y se han acondicionado 5.864 alcorques. Además, se han recogido 269.490 kilos de naranjas de 3.840 naranjos del barrio.

De este modo, la delegada del distrito Macarena, Evelia Rincón, ha explicado que «la poda continúa siendo una prioridad para el distrito Macarena, ya que los árboles que pueblan el entorno urbano necesitan un mantenimiento continuado. Los vecinos se muestran muy agradecidos ante esta actuación, ya que mejora las condiciones de la vía pública».

A estas actuaciones se suman otras de poda como en limpieza de alcorques y parterres.