El acerado de la calle Fray Isidoro de Sevilla ya ha sido arreglado. Se ha llevado a cabo a través de una petición vecinal. Las obras de acondicionamiento de la vía se han ejecutado en el acerado próximo a un alcorque y a un semáforo que es paso obligado de muchas personas al cabo del día.

A esta intervención se suma la que se realizó hace varias semanas en la calle Dionisio Alcalá Galiano solucionando el problema de acceso y mejorando de este modo el desplazamiento por este acerado, sobre todo para las personas con movilidad reducida y para los comercios de esta zona.

La reparación del acerado ha supuesto una mejora considerable ya que tenía baches y losas sueltas con la consecuente dificultad para los viandantes. Esta actuación es una más entre las numerosas medidas concretas con las que se logra mejorar las condiciones de calles y barrios del distrito Macarena con unas intervenciones necesarias consiguiendo un acondicionamiento favorable de la vía pública para los usuarios.

Dentro del programa de inversiones en distritos para la mejora de las condiciones de habitabilidad de los barrios de la ciudad, el Distrito Macarena a través del servicio de conservación de la Gerencia de Urbanismo ha ejecutado trabajos de mejoras en el pavimento tanto a nivel de acerado como de calzada así como de eliminación de barreras arquitectónicas.

Las actuaciones realizadas consisten, por lo general, en la construcción de nuevos acerados, de rebajes así como accesos seguros y adaptados a las personas con algún tipo de discapacidad.

La Delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón, ha expresado que «el servicio de conservación continúa proporcionando soluciones a las demandas que precisan los vecinos y que desde el propio distrito se atienden supervisando en todo momento el pavimento que se encuentra deteriorado por diversas causas».