El Distrito Macarena ha iniciado esta semana el reparto entre familias necesitadas y colegios de la zona de los alimentos adquiridos con el ahorro generado por la sustitución de la Cabalgata de Reyes Magos, medida que contó con un apoyo unánime por parte de todas las entidades que conforman el Consejo de Participación Ciudadana.

El reparto, que comenzó el pasado viernes en el colegio Blas Infante del Polígono Norte, se realizará en tres fases: la primera entre los colegios que han solicitado la ayuda, la segunda para aquellas familias que desde las distintas parroquias han indicado al Distrito su necesidad y la tercera en las entidades que realizan reparto de alimentos entre sus vecinos y trabajan normalmente con Cruz Roja o Banco de alimentos.

La delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón, ha acudido junto al presidente de la Asociación de Vecinos La Primera del Polígono Norte, Manuel Marín, y un grupo de voluntarios al citado centro escolar, donde hicieron entrega a la directora, Reyes Bejarano, y al jefe de Estudios, Pepe Fernández, de un total de 280 productos de primera necesidad.

«Ha sido muy gratificante descargar junto a los alumnos del colegio y la asociación de vecinos las distintas cajas llenas de alimentos para colaborar en la más noble de las causas, dar de desayunar a niños cuyas familias están pasando por un mal momento», ha destacado Rincón, quien ha señalado que «hay varios colegios que nos pidieron ayuda y creemos que era fundamental prestársela cuanto antes».

Los alimentos que se están distribuyendo en los colegios son variados, tales como aceite, cacao, galletas, zumo, leche, batidos, además de fiambres, «todo lo necesario para un desayuno saludable para los niños de las familias del distrito con más necesidades».

La primera fase concluirá con el reparto a los cuatro colegios restantes del Distrito, como son Huerta del Carmen, Pedro Garfias, Manuel Siurot y Pío XII. En total, se repartirán más de 400 kilogramos entre estos centros escolares.

Por tanto, la delegada del Distrito Macarena se ha mostrado «muy satisfecha» de la decisión tomada con el respaldo de las entidades representadas en el Consejo de Participación Ciudadana de sustituir este año la Cabalgata por un reparto de alimentos entre los más necesitados.

«Los niños no dejarán de vivir la ilusión del Día de Reyes, la gran Cabalgata de Sevilla pasa por el Distrito Macarena, pero en momentos tan difíciles como los que estamos viviendo actualmente para nosotros era una prioridad tender la mano a los que más lo necesitan con algo tan básico como es su alimentación», ha insistido Evelia Rincón, quien ha estimado que en los próximos días se repartirá un total de 8.000 kilos de alimentos entre más de 200 familias.