La Macarena es un lugar con multitud de opciones para las compras. El comercio tradicional viene acompañado por mercadillos y nuevas formas de comercio en la zona. Ayer dio comienzo el Zoco de Pío XII, donde un gran número de puestos han recorrido la calle Llerena con artículos muy variados, desde ropa infantil hasta bisutería, complementos, artesanías…

Esta es una iniciativa organizada por el Distrito Macarena y por La Asociación de Comerciantes de Pío XII, en la que concurren los comercios del barrio. «El comercio forma parte de la vida del barrio, la estrecha vinculación entre vecinos y comerciantes es una tradición», explican.

Hasta este zoco se ha acercado la Delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón, acompañada por el Director y Subdirector del Distrito, Francisco Carreño y José María González que junto a representantes de la asociación han realizado un recorrido por los diferentes puestos.

En este sentido, Rincón ha destacado la importancia del sector en la Macarena, y concretamente hoy aquí, en esta barriada de Pío XII, «gracias a los diferentes comercios y a las iniciativas de este tipo es posible acercarse al ciudadano de manera aún más cercana. El fomento de estas actividades es una de nuestras prioridades ya que su dinamización es fundamental para obtener rentabilidad entre las zonas comerciales de nuestro entorno. Dar servicio personalizado al ciudadano es una de las cualidades de nuestros comerciantes, la atención al cliente junto a la calidad de los artículos es la mejor seña de identidad, todo esto unido a la importancia de comprar en el barrio».

Este mercadillo, situado a lo largo de la calle Llerena ha sido toda una novedad para curiosos y vecinos que han querido realizar sus compras en un día soleado, han disfrutado de una experiencia diferente con artículos de lo más variado, «se trata de un espacio donde disfrutar de las calles del barrio y de las compras, se presenta como una de las mejores opciones para el fin de semana».

Y es que en el comercio tradicional todo son beneficios. Permite tener todo lo que puedes necesitar a tan solo un paso de casa, no hace falta coche ni hacer colas, y ofrece una confianza en el producto y diferenciación, la cercanía en el trato, los consejos y asesoramiento en la compra, olvidándose de las prisas.