Pasadas las 20:30 horas podían contarse con los dedos de la mano las localidades que quedaban por cubrir en el teatro del Hogar Virgen de los Reyes, para disfrutar de la ya tradicional zambombá flamenca del Distrito Macarena. El elenco artístico estuvo conformado por Lalo Tejada, Esther Quirós, Juanjo Díaz, Juan Carlos Berlanga y por supuesto, la familia Sánchez.

El espectáculo comenzó en la casa de la familia Sánchez mientras preparaba la típica cena de navidad. La bulla, las prisas… no faltó de comer, ni sus tradicionales dulces… y como no, la copita de anís. El padre estuvo a la guitarra, la madre con la botella de anís, las hijas la caja y la pandereta y la abuela las castañuelas.

Hasta aquí todo fue normal como en cualquier casa y como la mayoría de las familias andaluzas que tratando de mantener la tradición, después de la cena, se suelen abrir las puertas de la casa para que pasen los vecinos y se unan a la fiesta, así como los buenos amigos que tienen como invitados. Lo que ya no es tan habitual, es reunir tanto arte en el cante, el baile y la guitarra. Para terminar como si de un cuadro flamenco se tratara más que de una cena familiar. Entre unos y otros, repasaron de una forma espontánea lo más variados estilos de flamenco, sevillanas y coplas de Navidad.

Por un lado la familia Sánchez aportó sus propios villancicos con el más puro sabor andaluz, entre rumbas y sevillanas, incluso una de las hijas versionó un clásico  como es  «Los campanilleros». Le siguieron cantes por tangos, tanguillos y bulerías, terminando la fiesta recordando los villancicos de siempre en el que el público participó, ya no solo cantando, sino que también lo hizo bailando.