Vecinos de diversos puntos de la Macarena se reunieron ayer en el Centro Cívico Hogar San Fernando con el objetivo de poner en común los problemas que, aseguran, vienen sufriendo desde hace años por el «comportamiento incívico de los indigentes» y así, buscar soluciones. Como ya adelantaban hace unos días mediante un comunicado público, la Plataforma Vecinal Basta Ya de Asentamientos y Gorrillas, a la que han recurrido estos vecinos, denunciaba «el comportamiento de los indigentes, que tiene atemorizado a todo un barrio, y la absoluta falta de civismo para cumplir las normas básicas de convivencia».

De esta forma, representantes de varias asociaciones de vecinos y miembros de la Plataforma plantearon los «problemas de seguridad, salud y suciedad que originan los indigentes de la zona próxima al albergue municipal». Anabel Garrido, vecina de la calle Adelantado y una de las afectadas, es portavoz y durante la reunión, en la que los vecinos de cada área expusieron sus experiencias, explicó que estaba «desesperada ante este problema porque no nos dan soluciones. No puedo dormir, no descanso, por las continuas peleas, incendios, suciedad…».

Otra vecina del entorno de Perafán de Ribera aseguraba que a sus hijos «les da miedo bajar a comprar al Mercadona porque a 10 metros se encuentran siempre con una pelea». Una situación «insostenible» que ha conseguido «unir» a estos ciudadanos, que no se conocían pero, según comentan, comparten los mismos problemas cerca de sus viviendas.

Tras las exposiciones y los debates que se generaron en torno a la «difícil convivencia», la determinación por parte de estos vecinos fue rotunda. «Vamos a estar todos en contacto mediante las redes sociales, mediante la plataforma en la red, mediante correos electrónicos, y vamos a contactar con la administración. Confiamos en que tengan en cuenta todo lo que hemos denunciado para buscar soluciones», afirma Garrido. Según aseguraba, esta convocatoria ha servido para conocer más casos similares que viven muchos vecinos de la zona. «Vamos a seguir los cauces administrativos para plantear los problemas y requerir soluciones, antes estabámos luchando desde distintos puntos, ahora unidos tendremos más influencia. Si no tenemos alguna respuesta, realizaremos una protesta vecinal por las calles del barrio el próximo 19 de febrero», sostiene Garrido.

Ayer por la tarde también tuvo lugar una reunión entre el Ayuntamiento de Sevilla con vecinos del entorno de la calle Perafán de Ribera y del albergue municipal para seguir analizando las principales necesidades que presenta esta zona del Distrito Macarena.