Diez años han pasado ya desde que la asociación Todo por una sonrisa y el Hospital Virgen Macarena estrecharan lazos para iniciar su proyecto de colaboración. Por ello, recientemente han celebrado en el Hospital Macarena su décimo aniversario de colaboración entre esta organización y el área de Pediatría del centro. Esta asociación comenzó su colaboración con el centro hospitalario en el año 2003, con el objetivo de llevar ilusión, alegría y esperanza a todos los niños hospitalizados, favoreciendo su estancia en el hospital así como la de los familiares. Desde entonces, realizan actividades en el centro hospitalario todos los miércoles y un sábado al mes, a través de pedagógicos talleres de manualidades y espectáculos de payasos, títeres y cuentacuentos, que amenizan la estancia de los pacientes más pequeños y de sus acompañantes. Desarrollan su actividad en el vestíbulo de la 6ª planta, si bien tienen la Ciberaula como espacio para organización y encuentro. También visitan a los niños que no pueden salir de las habitaciones.

Según ha explicado la coordinadora de Voluntariado y Comunidad, Marta Serrano, «no es un lugar fácil el hospital, menos aún para un niño, pudiendo resultar una vivencia especialmente ardua, por lo que hoy es un día especial para ellos pero también para el hospital, que lleva diez años compartiendo todas esas sonrisas que conquistan con sus corazones solidarios». El trabajo que Todo por una sonrisa lleva a cabo provoca que los niños se olviden de donde están, de su enfermedad, y sencillamente pasen a disfrutar con actividades como cuenta cuentos, teatros, títeres, canciones, bailes, globoflexia, y talleres de manualidades.

«Son ya diez años los que este equipo lleva aportando compromiso, esfuerzo, dedicación y ganas a Pediatría. Un equipo responsable y profesional que ama lo que hace. Eso se nota y deja su huella en  todos aquellos que sabemos el tiempo que le dedican, así como en los niños y familiares», añade Serrano. La asociación cuenta con un excelente equipo de voluntarios procedente de Cádiz, Huelva, Málaga y Sevilla, ya que también actúan en otros hospitales como el Hospital Universitario de Puerta del Mar o el Carlos Haya.