La delegada de Familia y Asuntos Sociales, Dolores De Pablo-Blanco, ha renovado el convenio con la Asociación Aliento, para la ejecución de su Proyecto de Centro de Atención a la Infancia y a la Familia (CAIF) en El Vacie, para el que se ha concedido una subvención de 45.000 euros del presupuesto municipal. De Pablo-Blanco, que ha visitado hoy este centro así como el asentamiento chabolista, ha destacado que «desde la llegada de este equipo de gobierno a la ciudad ha existido una apuesta decidida por apoyar los proyectos sociales que atienden a las personas en mayor situación de vulnerabilidad social”. Se le ha incrementado la ayuda en más de un 10% respecto al año anterior.

Asimismo, el presente convenio tiene por objeto cubrir las necesidades básicas y fomentar la adquisición de hábitos y habilidades sociales de los menores hasta tres años del asentamiento chabolista El Vacie, facilitando con ello el acceso al mundo laboral y formativo de sus madres. La Asociación Aliento está trabajando con los menores y familias de esta zona.

De esta manera, el proyecto implicará la realización de las siguientes actuaciones: atender las necesidades básicas de nutrición, higiene y salud de los menores, para que crezcan mejorando las carencias de su desarrollo y crecimiento; fomentar la adquisición de habilidades y destrezas necesarias para una correcta formación personal, social y, que facilite su posterior adaptación a la escolarización; sensibilizar e informar a las familias sobre temas relacionados con la educación, salud, nutrición e higiene; motivar a las madres usuarias para que utilicen los recursos formativos y prelaborales que les ofrece la comunidad y apoyar y ayudar a aquellas mujeres que se encuentran inmersas en un itinerario laboral.

El proyecto atiende directamente a 45 menores, de entre 0 meses y 3 años» en su mayoría de etnia gitana y nacionalidad española y portuguesa, e indirectamente a sus familias. Se desarrolla en uno de los modulares, propiedad del Ayuntamiento y cedido a la entidad para el desarrollo de este proyecto que dispone de una superficie de algo más de 200 metros. Para el desarrollo del proyecto la entidad cuenta con cinco técnicos/as, además de cuatro a cinco voluntarios/as que diariamente acuden al Centro y otros voluntarios procedentes de acuerdos con la Universidad de Sevilla, la UNED.

Cabe recordar, además, que el pasado 4 de julio se aprobó en Junta de Gobierno la adjudicación de servicios de atención inmediata complementaria a la intervención social en el Vacie, cuyo presupuesto es de 142.400 euros. Así, De Pablo-Blanco ha detallado que «venimos desarrollando en la zona de forma continuada un programa de actuación integral con las familias del asentamiento que requiere de amplia presencia técnica en la realización de las actividades de la vida diaria de las personas residentes en el asentamiento, que garantice el cumplimiento de los objetivos de normalización necesarios para la inserción social».

Este servicio se define como la prestación de un recurso complementario a la intervención desarrollada por los técnicos municipales de los Servicios Sociales con la población del asentamiento chabolista de El Vacie, basado en el refuerzo de la intervención familiar en el desarrollo de las actividades de la vida diaria en los ámbitos de habilidades domésticas, parentales y de convivencia con objeto de garantizar la inclusión social de los menores, la normalización familiar y el éxito de su adaptación a una vivienda y hábitat normalizados. En definitiva, la finalidad es fomentar las habilidades domésticas, parentales y de convivencia, a través del acompañamiento y la intervención directa con los menores y las familias en los siguientes ámbitos: de organización y economía familiar, de Educación para la Salud, de Integración Social Comunitaria y de Pedagogía del hábitat». Para el desarrollo del presente contrato la entidad prestadora del servicio cuenta con siete profesionales con la formación adecuada.

Asimismo, este año se ha vuelto a renovar el convenio, mediante el cual se le conceden 27.000 euros, con la Fundación Gota de Leche cuyo objetivo principal es «la mejora del estado nutricional y el fomento de hábitos saludables sobre alimentación e higiene. Desde la Fundación trabajancon menores y familias del asentamiento con el único fin de crear hábitos saludables en la población infantil, favorecer el acceso de este colectivo a los recursos socio-sanitarios así como la integración del grupo de niños en el centro educativo. La población destinataria del proyecto son unos 44 niños de edades comprendidas entre los 3 y 13 años. Igualmente se trabaja con las madres, a través de diversos talleres de alimentación, higiene, economía doméstica, etc., para el desarrollo de habilidades, formación y compromiso que incida en la mejora de los hábitos saludables en su entorno familiar.

Por otro lado, y como novedad este año, se ha firmado un convenio de colaboración con la Hermandad Sacramental de los Gitanos para el acompañamiento a menores adolescentes del asentamiento chabolista del Vacie en su transición y continuidad a la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). La finalidad de este proyecto es la prevención del absentismo y del fracaso escolar favoreciendo la asistencia regular a clase, en especial del alumnado adolescente con mayor riesgo de absentismo, y el acompañamiento a los alumnos y sus familias en el proceso entre la educación primaria y la educación secundaria. La Hermandad, a través de dos técnicos con experiencia profesional en la intervención social en la prevención del absentismo escolar ha intervenido con unas seis familias y por su parte, desde el Área de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación se coordinan los servicios sociales municipales en la selección y seguimiento de las familias chabolistas que voluntariamente se integran el proyecto. Además, se les cede puntualmente un espacio en el modular de actividades que existe en el citado asentamiento chabolista.

«Es mucho el esfuerzo que venimos realizando en esta zona en la que intervenimos con la población en las áreas social, educativa, laboral y sanitaria para una normalización de las mismas. Esta labor se desarrolla diariamente desde el equipo municipal de Vacie que trabajan a diario con las familias del asentamiento tanto a nivel grupal como individual. Mientras se mantengan viviendo familias en el Vacie seguiremos trabajando en esta línea. La mejora del hábitat en el Vacie se sigue manteniendo gracias a la continua actuación de los distintos servicios municipales», ha concluido De Pablo-Blanco, que ha añadido que «continuamos haciendo realojos, ello reafirma a los habitantes del asentamiento en la necesaria intervención de un itinerario personalizado de intervención social por parte de los técnicos que permita y asegure su inserción social».

Tras la visita al asentamiento chabolista El Vacie, la delegada de Familia y Asuntos Sociales ha visitado a la Unidad de Día del Distrito Norte, con 20 plazas, para la atención social de menores y adolescentes del centro de servicios sociales de la zona de trabajo social del distrito Norte donde este año se ha realizado una inversión de 120.000 euros. «Su objeto es la atención individual y grupal de menores en situación de riesgo en lo referente a su desarrollo integral, potenciando, apoyando y colaborando con las figuras parentales, así como desarrollando la autonomía personal y la integración familiar y social del/la menor, que permita superar las situaciones de riesgo y prevenir la desprotección».

Entre las actuaciones que se ejecutan en esta Unidad de Día se encuentran las siguientes: apoyo escolar en coordinación con el centro escolar, actividades de ocio, actividades grupales, entre otras.