Finaliza el curso escolar y el Colegio Parroquial Sagrado Corazón celebra su fiesta de fin de curso con actuaciones y con la entrega de premios de la escuela deportiva que lleva el nombre del centro. El acto comenzó con las actuaciones de los más pequeños con edades comprendidas entre los 3 y 6 años de primero, segundo, tercero de infantil y segundo de primaria. La fiesta finalizó con la entrega de premios a los niños de la Escuela Deportiva Sagrado Corazón.

Los más pequeños impresionaron a padres, madres y público que no quisieron dejar de asistir a un desfile de color y espontaneidad con disfraces muy variados y con el posterior baile, interpretando a personajes de las películas infantiles de moda, Tadeo Jones, Madagascar y Hotel Transilvania.

Tras la representación de los diferentes cursos, a las 21.30 horas se procedió a la entrega de trofeos en las diferentes categorías de la Escuela Deportiva Sagrado Corazón. Enrique, subdirector del centro, hizo entrega de medallas y un obsequio junto al director del Distrito Macarena Francisco Carreño y el subdirector José María González. Fueron 70 niños en la modalidad de futbito en las categorías de alevín, benjamín y pre-benjamín.

Se proyectaron imágenes de todo el equipo durante este curso 2012-2013, se hizo una mención especial y agradecimiento a los más pequeños como protagonistas de estas actividades, a los padres, a la delegada del Distrito Macarena Evelia Rincón y a los patrocinadores como parte fundamental en la provisión de fondos para la escuela, el Grupo Suárez, Mapol, La Ranita, Bufete San Bernardo y Legal Gestión, Móvil 5, a todas estas entidades por ayudar a promoción del deporte y su participación en la provisión de todo lo necesario para que la escuela siga funcionando.

Las escuelas deportivas han sido nominadas con el premio al deporte del Ayuntamiento de Sevilla por el fomento del deporte en el Distrito Macarena con meritoria y destacable participación de padres y madres en las actividades y la organización, esta escuela ha sido nominada al premio Plaza de España por el esfuerzo de mantener activa la ilusión de 70 niños y niñas en una zona donde no existía ninguna actividad deportiva.

Caracterizada por sus buenos gestos hacia equipos rivales, esta escuela destaca «porque no existen ganadores ni vencidos sino personas que se divierten aprendiendo y haciendo amigos, todos y cada uno de los integrantes de las escuelas tienen las mismas posibilidades, independientemente de su nivel deportivo».