La plantilla del programa de Zonas con Necesidades de Transformación Social, que comprende actuaciones en el Polígono Sur, Tres Barrios-Amate, Torreblanca, Polígono Norte y el poblado de El Vacie, ha reanudado este viernes su labor, por fin, después de que el programa quedase suspendido el pasado 21 de noviembre de 2014 y sus 43 trabajadores cayesen en el paro. El programa, así, ha estado desactivado prácticamente cuatro meses.

Fuentes de la plantilla han informado a Europa Press de que los trabajadores firmaron este pasado jueves sus contratos y este viernes, por fin, han reanudado ya su labor con las familias desfavorecidas del Polígono Sur, Tres Barrios-Amate, Torreblanca, el Polígono Norte y el poblado chabolista de El Vacie.

Como se informó en su momento, la nueva edición de este programa financiado entre las administraciones local y autonómica cuenta con un presupuesto global de 1,58 millones de euros. La aportación autonómica ha quedado fijada en 944.00 euros, 11.446 euros más que en la edición anterior, pero lejos de los 1,3 millones de otros años.

Por su parte, el Ayuntamiento ha resuelto incrementar su aportación en 315.486 euros hasta llegar a los 641.879 euros, con lo que regresa a grados anteriores de aportación. Gracias a este incremento presupuestario, la jornada laboral del programa se eleva a 6,5 horas diarias.

Conflicto

El problema radicaba en que los 43 trabajadores sociales contratados por el Ayuntamiento para la aplicación de este programa que cofinancian las administraciones local y autonómica quedaron en paro el pasado 21 de noviembre de 2014, al haber expirado entonces sus contratos y no ser renovados, extremo que implicó la paralización de las actuaciones sociales en cuestión.

El Ayuntamiento de Sevilla y administración contratante de estos trabajadores, alegaba en ese sentido que le resultaba imposible renovar tales contratos porque carecía de una resolución definitiva de la Junta de Andalucía sobre su parte de la financiación de la nueva edición.

La Junta, al anticipar al 31 de octubre de 2014 el cierre de su ejercicio contable, no había dejado plenamente resuelta las subvenciones de la nueva edición de este programa, lo que impedía transferir sus 944.00 euros en lo que restaba de año 2014.

En concreto, el 5 de noviembre, la Dirección General de Servicios Sociales de la Junta de Andalucía anunciaba al Ayuntamiento que la resolución definitiva «será dictada a principios del mes de enero». No obstante, fue el 30 de enero cuando la Junta de Andalucía emitió finalmente la resolución definitiva sobre sus 944.000 euros, contemplando en principio un periodo de financiación que concluye el 21 de noviembre de 2015.

Merced a la queja que había promovido al respecto la concejal de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación, Dolores de Pablo-Blanco, la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz había avisado ya en enero de «las desastrosas consecuencias que sin duda la paralización del programa» tiene sobre la población destinataria del mismo, es decir la población desfavorecida del Polígono Sur, Tres Barrios-Amate, Torreblanca, Polígono Norte y del poblado chabolista de El Vacie.

Por eso, solicitaba a la Dirección General de Servicios Sociales y Atención a las Drogodependencias que adoptase «las medidas que considere procedentes para buscar una solución».

Con arreglo a la emisión de la resolución definitiva sobre los 944.00 euros de la Junta, Maeztu emitió una nueva resolución en la que pedía al Ayuntamiento que, «sin más demora, ponga inmediatamente en marcha la ejecución del Programa Zonas, a fin de evitar mayores perjuicios a la población en riesgo de exclusión que con el mismo se atiende y al personal necesario para atender a dicha población, teniendo en cuenta que la resolución del organismo concedente de la subvención de fecha 30 de enero de 2014».