El portavoz municipal del PSOE, Juan Espadas, ha recogido hoy en Macarena la queja de usuarios y vecinos por el cierre de la biblioteca municipal Julia Uceda por las tardes «como la única respuesta posible que da Zoido a la falta de personal por la aplicación a rajatabla de la tasa de reposición cero hasta el extremo incluso de interrumpir un servicio público como es la dinamización cultural que supone para un barrio contar con una biblioteca accesible en horario normalizado».

Espadas, acompañado por los concejales Alberto Moriña y Adela Castaño, ha mantenido un encuentro con usuarios y el personal del Hogar San Fernando en la que se ubica la biblioteca, quienes le han explicado el sistema dictado por el Gobierno local por el que todas las tardes de una semana cada dos echan el cierre del servicio. Según las consultas realizadas por el PSOE, cada biblioteca debe disponer de un mínimo de cuatro trabajadores, de manera que se distribuyen en dos personas en turnos de mañana y otras dos por la tarde. Sin embargo, «la falta de personal reduce a sólo dos trabajadores la atención de las bibliotecas, lo que obliga a una suerte de servicios mínimos en turnos de una persona, lo que provoca rotaciones de personal y el extremo incluso de tener que cerrar como ocurre esta misma semana en la Julia Uceda. Esta situación es inexplicable e insostenible cuando además es precisamente en este horario cuando más público demanda las instalaciones y más perjuicio ocasiona», explica el portavoz socialista.

Se da la circunstancia añadida de que en la Julia Uceda y también por falta de personal, las salas de juvenil, infantil e informática tampoco están en servicio y permanecen cerradas, «cubriendo las demandas con el esfuerzo del personal y con reservas por adelantado, lo que carece de toda explicación y supone un despilfarro cuando se dispone de una infraestructura de primer nivel en instalaciones y material ahora sin uso», señala Espadas.

Según ha podido comprobar el PSOE, esta situación de cierre de tarde se produce al menos también en las bibliotecas San Julián y El Esqueleto, «por lo que se trata de un problema gravemente extendido al que Zoido debe dar explicaciones y respuestas inmediatas. No estamos en verano donde la queja de los usuarios ya saltó y ésta no puede ser la tónica durante el curso en el que las bibliotecas soportan la temporada de actividad intensiva por el uso de los estudiantes y por la propia programación de dinamización», argumenta el portavoz socialista.

Así las cosas, Espadas exige a Zoido «que se olvide de la tasa de reposición cero y nombre el personal necesario para garantizar que el servicio se presta con solvencia en cumplimiento además de la obligación legal de hacerlo en respuesta a las competencias que corresponden exclusivamente al propio Ayuntamiento. El alcalde no puede seguir evadiendo su responsabilidad o haciendo anuncios que luego no se cumplen ante la falta de personal en servicios esenciales, como los propios sindicatos denunciaron la semana pasada con las 150 vacantes de limpieza en colegios que siguen sin cubrirse».