El portavoz municipal de Izquierda Unida, José Manuel García, ha pedido este miércoles al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que explique cómo piensa «compatibilizar» el carril bici de la Avenida de la Cruz Roja con las nuevas plazas de aparcamiento que su gobierno pretende implantar en esta calle a través de una «remodelación integral» de la que hasta el momento no han trascendido detalles concretos.

García ha exigido a Zoido que «sea claro» y diga de una vez si la reordenación que lleva anunciando desde hace meses en la avenida de la Cruz Roja implicará o no la eliminación del carril bici que por allí discurre. Y es que, según ha subrayado, «la cuadratura del círculo es imposible» y todo apunta a que el Ayuntamiento se ha propuesto «asestar un golpe más a la movilidad sostenible en nuestra ciudad» con esta actuación.

«Compartimos con la asociación A Contramano nuestra preocupación por el futuro de un carril bici que utilizan diariamente más de 1.600 ciclistas y que parece estar en peligro», ha señalado el portavoz de IU, quien considera que el compromiso del alcalde de compatibilizar el trazado actual con nuevas plazas de aparcamiento para vehículos y el mantenimiento del acerado es «a todas luces irrealizable».

En este sentido, García ha esgrimido un informe realizado recientemente por el Sistema Integral de la Bicicleta de la Universidad de Sevilla (Sibus) donde se pone de manifiesto que la recuperación de plazas de aparcamiento pretendida por el PP en Cruz Roja sólo sería factible a costa de la pérdida de parte del acerado o del carril bici. De ahí las dudas y recelos que esta reforma está suscitando ya entre distintos colectivos sociales, que no ocultan su inquietud ante los nuevos planes que Zoido baraja para dicha zona.

Además, el informe del Sibus advierte que la supresión del carril bici de Cruz Roja y su sustitución por una banda de aparcamientos significaría eliminar un tráfico ciclista diario superior a 1.600 personas para obtener como máximo unas 50 plazas de estacionamiento. Estas cifras, a juicio de García, «hablan por sí solas» y evidencian el «disparate» que supondría replantearse un posible retorno a la situación anterior a 2009, cuando esta calle fue reurbanizada por última vez y se incorporó a la red complementaria de carriles bici de la ciudad.

Así las cosas, el portavoz de IU ha defendido la «seguridad, comodidad y eficiencia» del carril bici de esta avenida, al tiempo que ha puesto en valor su importancia como «vía conectora» entre los distintos ejes que configuran todo el norte de la capital hispalense. «Por eso exigimos a Zoido que no aproveche la remodelación prevista para cargárselo», ha aseverado García, después de recalcar que los antecedentes del PP en política de movilidad sostenible «nos obligan a temernos lo peor y a estar vigilantes».

Por último, el portavoz de Izquierda Unida ha lamentado que el Gobierno de Zoido haya decidido excluir tanto a A Contramano como a Ecologistas en Acción de la mesa de trabajo constituida para abordar las obras de la Avenida de la Cruz Roja, pese a que ambas asociaciones habían solicitado formar parte de la misma. «Nos parece una muestra más de la falta de consenso y de diálogo con la que suele actuar el PP», ha indicado García, quien ha concluido criticando el desprecio con el que el alcalde vuelve a tratar a unos colectivos que «tienen mucho que decir y que aportar a nuestra ciudad en materia de movilidad y sostenibilidad».

La Delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón, ha contestado a estas declaraciones de José Manuel García.