La Asociación de Mujeres con Cáncer de Mama de Sevilla (AMAMA) necesita voluntarias. La entidad sin ánimo de lucro está realizando, con el nuevo comienzo de curso, un llamamiento al voluntariado con el objetivo de ayudar a las mujeres recién operadas y también a las que están recibiendo tratamiento para curar esta enfermedad. «Las mujeres voluntarias son afectadas que visitan los hospitales de Virgen Macarena y Virgen del Rocío. Nuestro cometido es darles nuestro testimonio, esperanza y todo nuestro apoyo y hacerles ver que se puede superar. Las voluntarias son mujeres que ya han pasado los peores momentos de la enfermedad», apunta Carmen Domínguez, voluntaria y miembro de AMAMA.

Para ello, la asociación ofrece además formación con la psicóloga y será la profesional quien determine si es conveniente la incorporación de la voluntaria para visitar a estas mujeres que aún estén en fase de recuperación. «Pretendemos que nuestras vivencias sean útiles, responder a sus dudas, pues ya hemos pasado por ello e incluso nos vemos reflejadas en sus historias», apunta Domínguez. Aunque ya tienen presencia en dos hospitales de Sevilla, su intención es ampliar la red de voluntariado al resto de centros hospitalarios de la ciudad.

Esta labor la realizan una o dos veces por semana, pero el cada vez mayor número de mujeres hospitalizadas les crea la necesidad de apelar a la solidaridad para ofrecer ayuda a todas ellas. «Son ya muchas y cada vez más jóvenes, es tremendo. Lo bueno es que gracias al diagnóstico precoz una gran mayoría de ellas se cura», apunta esta voluntaria.

Carmen hace doce años que padeció cáncer de mama. Tras recibir el alta oncológica, anualmente acude a las revisiones «como cualquier otra mujer». Su experiencia es vital para muchas, y cada semana, en sus visitas a los hospitales, se pone con ánimo de nuevo frente al espejo de la enfermedad. «Ellas están muy agradecidas y para mí es como encontrarte contigo misma de nuevo al principio, recién operada. Al principio estás nerviosa pero sales llorando de alegría. Es una complicidad la que se crea comos si la conocieras de siempre, conoces su sufrimiento, sus dudas, y ellas lo agradecen», detalla.

Aquellas mujeres que estén interesadas en unirse a esta causa solidaria y altruista en colaboración con AMAMA, pueden contactar con Carmen Domínguez en el teléfono 691 056 493.