La Parroquia de las Flores y la Asociación Juvenil Salesiana de Pío XII han querido transmitir el mejor mensaje de Navidad a través del ya tradicional Belén Viviente en el que no ha faltado un detalle. Esta representación significa el nacimiento de Jesús y es una magnífica oportunidad para hacer partícipes tanto a niños como jóvenes de ese momento que transmiten con alegría.

La caracterización, ha trasladado al público por un momento a la ciudad de Belén, en el backstage, todo estaba preparado, pan, vasijas, tinajas de barro, piezas de hierro, frutas y hortalizas, cestas de mimbre, incienso y escayola, todos los recursos necesarios para recrear el más destacado Belén Viviente de la Macarena.

Como objetivo, explica Diego, coordinador del Grupo Juvenil que, «este tipo de actividades sirven para que los niños y jóvenes descubran por un lado sus capacidades de interpretación y por otro lado el desarrollo de una labor solidaria como es la recogida de alimentos. Además aprenden a trabajar como grupo y a convivir, aceptando las diferencias que existen entre todos, enseñar los valores cristianos y humanos así como el contacto con las familias».

Lo que ha quedado claro es que no solo se trata de un Belén Viviente sino de todo un ejemplo de aprendizaje en valores que en cada iniciativa muestra este grupo de chicas y chicos comprometidos. Esta unidad surge de un equipo humano que trabaja para acercar a los jóvenes experiencias de vida basadas en una convivencia positiva.

Para la realización del Belén cuenta Diego que, «hemos necesitado una preparación y elaboración que ha exigido trabajo y empeño durante varias semanas. Dentro de la Prejuvenil, con los niños y animadores se ha elaborado la ambientación general, disfraces y decoración necesarios, más de 37 personas han formado parte de esta representación en vivo del nacimiento y alrededor de 50 han participado en la preparación, entre actores y animadores. Se trata de un cometido que nos ha llevado tiempo de preparación, pero ha sido muy gratificante ver el resultado final y sobre todo la buena aceptación que ha tenido, más de 250 personas han formado parte de esta experiencia».