La Comunidad Salesiana en Sevilla, a través de jóvenes voluntarios, vuelven una vez más a demostrar su implicación con la sociedad y en esta ocasión con los más pequeños, mediante la campaña que bajo el lema ‘Por una Navidad Feliz para todos los niños en Sevilla’ pretende ayudar a familias necesitadas con bebés.

En este caso, la campaña se ha desarrollado en varios puntos de la ciudad escogiendo como lugar de recogida las farmacias para que todo el que quisiera pudiera acercarse y realizar la compra de potitos o de cualquier artículo no perecedero para bebés.

Las calles de Sevilla y del Distrito Macarena se estrenan este año con esta campaña y los voluntarios se muestran muy satisfechos ante la buena acogida que ha tenido, «este es el primer año que acogemos esta iniciativa en Sevilla y ya tenemos una caja completa, vamos por la segunda…hemos recogido potitos, cereales, galletas, leche, de todo. Se trata de una experiencia muy bonita, además estamos en nuestro barrio y nos satisface poder ayudar con este gesto a las personas que más lo necesitan, es muy gratificante», señala José Miguel, voluntario salesiano.

Los productos van destinados a Cáritas y Comedores Sociales de Sevilla, encargándose ellos de la distribución, «este tipo de artículos son costosos y a través de la solidaridad de los ciudadanos contribuimos de manera muy positiva con los más pequeños», agrega Enrique Rodríguez. En total han sido 9 los voluntarios que han participado en la jornada del sábado, la campaña comenzó el jueves y ha recorrido los distritos de Casco Antiguo, Santa Justa, Macarena, Los Remedios y Triana, han intervenido las casas salesianas de Jesús Obrero, Colegio Mayor San Juan Bosco, Trinidad y Triana.

La delegada del Distrito Macarena, Evelia Rincón, ha participado en esta campaña acompañando a los jóvenes voluntarios y haciendo su aportación a esta buena causa, «la labor que llevan a cabo todos los voluntarios no solo en estas fechas sino durante todo el año es admirable, he venido para mostrar personalmente mi agradecimiento a ellos y a las personas que hacen su aportación a través de esta iniciativa solidaria», ha explicado Evelia Rincón.

La Operación Potito tiene como objetivo acercar la alegría de la Navidad a todas esas familias con dificultades y escasos recursos económicos que viven estas fechas sin posibilidad de ofrecer a sus hijos un alimento básico.

Cabe destacar que esta iniciativa es una realidad consolidada en casas como Córdoba, Málaga, Palma del Río o Jerez-Lora Tamayo, y ahora le ha llegado el turno a Sevilla para acercar la solidaridad de la ciudad y convertir esta operación en una realidad cada año durante los días previos a la celebración de la Navidad.